Plantas endémicas en Canarias

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- Canarias espera ampliar su catálogo de especies de flora endémicas proponiendo el reconocimiento como tales de plantas cuya singularidad han constatado distintos investigadores en los últimos años, ha dicho hoy el director del Jardín Botánico de Gran Canaria, Juli Caujapé.

Y es que, si bien la cifra de endemismos vegetales de las islas que hasta ahora está certificados como tales se limita a 610, «se sospecha que todavía hay muchísimos más» y varios de ellos se van a presentar con ánimo de que sean vistos como tales en un Congreso Internacional de Flora de la Macaronesia, Floramac, organizado en Gran Canaria, ha avanzado Caujapé antes de su inauguración.

El director del Jardín Botánico Canario Viera y Clavijo ha sostenido que «datos no solo morfológicos, sino también moleculares y de otros tipos», avalan las propuestas de ampliar el catálogo regional de endemismos vegetales que se presentará en el Floramac, , según ha anticipado aunque sin precisar detalles.

Durante los cuatro días de este congreso, expertos de los archipiélagos de Azores, Cabo Verde, Canarias y Madeira, así como del llamado enclave continental macaronésico de Marruecos, expondrán los resultados de sus más recientes descubrimientos sobre la flora única de esos territorios.

Las vinculaciones de Marruecos en materia de vegetación singular con los cuatro archipiélagos macaronésicos se han comenzado a estudiar en el marco de un proyecto de investigación internacional en el que participan el Jardín Canario Viera y Clavijo, la Universidad Ibn Zohr y el Instituto Agronómico de Agadir.

En total, 46 ponencias orales y 38 paneles en cuya elaboración han colaborado unos 200 especialistas se presentarán en el congreso, que congregará a un centenar de asistentes llegados no solo de los propios territorios de la Macaronesia, sino también de museos, universidades y otras instituciones académicas y científicas de Munich, en Alemania, Londres, en Reino Unido, o Kansas, en EEUU.

Estos especialistas han apostado por estudiar la vegetación del área macaronésica porque «es un caso especial, porque tiene una biodiversidad extremadamente rica pero también extremadamente frágil, sobre todo frente a las amenazas que plantean los cambios globales actuales», ha expuesto Caujapé.

El director del Jardín Canario ha precisado que, en todo caso, también justifica ese interés internacional en este congreso el hecho de que en él se intercambiará información sobre «claves de gestión para la conservación» de la vegetación que pueden ser útiles más allá de los territorios de la Macaronesia.

Puesto que «la biodiversidad no entiende de las fronteras que nos ponemos los humanos» y ello hace que algunas estrategias que se van a plantear puedan ser útiles en otros archipiélagos o territorios de características similares del resto del mundo, ha argumentado. EFE