Ocho desaparecidos y un solo superviviente al naufragar una patera al sur de Gran Canaria

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- Ocho hombres de origen magrebí han desaparecido en el Atlántico al sur de Gran Canaria al naufragar una patera a unos seis kilómetros de la costa, en un accidente en el que por ahora solo hay un superviviente: otro varón que consiguió mantenerse a flote asido a un bidón de gasolina.

Durante todo el día, la embarcación Salvamar Macondo y dos helicópteros, uno de Salvamento Marítimo y otro del Gobierno de Canarias, han estado batiendo la franja de mar donde se produjo el hundimiento, sin encontrar a ningún ocupante más de la patera.

Sí han localizado cinco bidones de gasolina como el que salvó la vida al único testigo de lo ocurrido, un saco de plástico y un chubasquero. En este último caso, un rescatador bajó incluso al agua desde el helicóptero que avistó la prenda para comprobar si había algún cuerpo junto a ella, pero sin hallar nada más.

El dispositivo se puso en marcha esta mañana, sobre las 9.45 horas, cuando una embarcación de recreo rescató a un hombre magrebí de 35 años que flotaba agarrado a un bidón vacío, tras oír sus gritos de auxilio cuando pasaba por esa zona, según han informado Salvamento Marítimo y el 112 de Canarias.

El superviviente del naufragio fue evacuado por ese mismo barco al puerto deportivo de Pasito Blanco, donde recibió las primeras asistencias y fue trasladado al Hospital Insular de Gran Canaria.

Su testimonio sobre el número de ocupantes de la patera fue inicialmente confuso: primero habló de que había cinco hombres más con él, luego subió a ocho y más tarde mencionó diez.

Fuentes de los servicios de emergencia han señalado a EFE que la Brigada de Extranjería de la Policía maneja como más probable la cifra de ocho desaparecidos, todos ellos varones magrebíes adultos, teniendo en cuenta sus últimos testimonios, ya algo más tranquilo.

El superviviente ha contado las autoridades que llevaban tres días navegando y que habían salido de un punto de la costa de Marruecos situado entre Sidi-Ifni y Tan-Tan.

Ello supone una travesía de unos 500 kilómetros en la que, antes de acercarse a Gran Canaria, tuvieron que pasar necesariamente al sureste de dos islas más, Lanzarote y Fuerteventura, pero sin poder alcanzar su costa.

El dispositivo de búsqueda de los náufragos se ha retirado al anochecer. Primero regresó a tierra la Salvamar Macondo y por último volvió a su base el helicóptero Helimer 206. EFE