Santa Cruz gestionará 313,5 millones de presupuesto «valiente y anticíclico»

Santa Cruz De Tenerife (EFE).- El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife gestionará en 2023 un presupuesto de 313,5 millones de euros (un 12,2% más) que, según el alcalde, José Manuel Bermúdez, es «valiente y anticíclico», pues ha sido diseñado para hacer frente a la incertidumbre ante la previsible contención en el sector privado.

Las partidas presupuestarias municipales para 2023, que serán sometidas a pleno el 5 de diciembre, han sido presentadas este miércoles en rueda de prensa por el alcalde de la capital tinerfeña y los concejales de Hacienda, Juan José Martínez; Servicios Públicos, Carlos Tarife; y Seguridad y Movilidad, Evelyn Alonso.

Entre las novedades del presupuesto en relación con la presión fiscal figura la voluntad de la Gerencia de Urbanismo de suprimir el próximo año el pago de la licencia de apertura para nuevos negocios que pretendan implantarse en la capital tinerfeña.

El alcalde José Manuel Bermúdez ha detallado que si se suman las partidas destinadas a los organismos autónomos dependientes del consistorio el presupuesto se aproxima a los 320 millones de euros y entre estos ha subrayado el aumento en un 8,3 por ciento destinado al Instituto Municipal de Atención Social (IMAS), que contará con más de 35 millones.

Se trata del mayor gasto social realizado hasta la fecha en la capital tinerfeña, la quinta del país en cuanto a inversión por habitante en este ámbito, ha precisado Bermúdez.

Asimismo aumenta en un 26 por ciento la inversión municipal, hasta situarse en 65 millones de euros que se distribuirán en infraestructuras, edificios de patrimonio histórico y la actualización de los contratos de suministros municipal como alumbrado, parques y jardines y mantenimiento de vías.

A su vez continúa la política de reducción de la presión fiscal en el municipio lo que supondrá, según el equipo de gobierno, que habrá 11,2 millones de euros en el bolsillo de familias y autónomos.

Al respecto, el concejal de Hacienda, Juan José Martínez, ha especificado que los ingresos propios registrarán un descenso el próximo año, cuando se prevé una cifra de 80,6 millones de euros frente a los 83 millones de este año, debido «paradójicamente» a que hay mayor pulcritud en el cumplimiento de las obligaciones tributarias y por lo tanto, menos recargos e intereses de demora.

Pero también se producirá un aumento en un 10,2 por ciento en los ingresos procedentes del Estado, que ascenderán a 73.360.000 euros, y es subrayable asimismo el incremento en casi un 36 por ciento en los correspondientes al REF, que serán de 57.229.667 euros.

Además el fondo canario de financiación municipal supondrá una dotación para Santa Cruz de Tenerife de 28.537.000 euros el próximo año, esto es, un alza en un 22,9 por ciento.

El gasto corriente aumenta en un 7 por ciento, ha continuado el edil de Hacienda, quien ha destacado en cuanto a inversiones los 14 millones de euros para viviendas municipales, financiados básicamente con fondos Next Generation.

El concejal de Servicios Públicos, Carlos Tarife, ha considerado que la capital tinerfeña es uno de los motores económicos de la isla y uno de los municipios que más empleo está creando.

Y con la política de bonificaciones fiscales de la Gerencia de Urbanismo se lanza además «el mensaje real» a las empresas de «vengan a Santa Cruz, que es un sitio seguro para invertir», ha apostillado.

Sin embargo el edil (PP) ha criticado que los presupuestos de los gobiernos central y canario, así como del Cabildo de Tenerife para 2023, no invierten lo suficiente en la capital tinerfeña.

No obstante, con la política de inversiones propias del consistorio «los vecinos van a ver obras en las calles» el próximo año, ha proseguido Carlos Tarife, quien ha aludido a proyectos como el derribo del llamado «mamotreto» de Añaza, el impulso al plan del Toscal y de Las Teresitas, el Valle de las Huertas y el reemplazo de la refinería.

Evelyn Alonso, concejal de Seguridad y Movilidad, ha indicado que el presupuesto de su área se reduce en 2,5 millones de euros debido a la división entre ambos conceptos, de manera que en seguridad se pasará de 11 millones a 8.800.000, con los que se prevé dotar 37 nuevas plazas de Policía Local, entre otras cuestiones.

Para el área de movilidad se han presupuestado 23 millones de euros, básicamente con proyectos dotados de fondos Next Generation, encaminados a la ordenanza general en este ámbito y al impulso del plan de movilidad sostenible, en el que Santa Cruz de Tenerife «quiere ser pionera», ha avanzado Alonso.

El alcalde de la capital tinerfeña ha resumido la presentación presupuestaria en que el consistorio trata de invertir «lo imprescindible» en el propio Ayuntamiento y que el resto se destine a los ciudadanos y la capital. EFE