Solo un 27,6% de las empresas canarias obligadas a contar con un plan de igualdad lo tienen

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- Solo un 27,6 % de las empresas canarias con más de 50 trabajadores, las que están obligadas desde 2007 a tener un plan de igualdad, cuentan con uno (257 de 965), según ha detallado este miércoles Comisiones Obreras (CCOO), que ha elaborado un informe sobre la situación de la mujer en el mercado laboral del archipiélago.

La secretaria de Acción Sindical, Igualdad y Juventud de CCOO en Canarias, Esther Martín, ha apuntado asimismo que las empresas «se muestran muy reticentes» a aportar los datos económicos, lo que está suponiendo «un problema».

«Quieren ampararse en la ley de protección datos, pero el Supremo ha dicho que eso no se sostiene. En alguna ocasión hemos tenido que acudir a la Inspección de Trabajo para que cumplan la norma y aporten todos los datos económicos, que es donde se ven las diferencia salariales y las brechas que se escapan en la negociación colectiva», ha explicado Martín.

En general, el informe señala problemas «clásicos» como la falta de conciliación y la poca flexibilidad que disponen las mujeres para adaptar su jornada de trabajo a las responsabilidades familiares, y refleja además la falta de corresponsabilidad, esto es, que sea el hombre el que ejerza su derecho de cuidar a sus hijos y familiares dependientes.

Martín ha señalado que desde el gabinete de Igualdad de Comisiones Obreras -subvencionado por el Gobierno de Canarias con 200.000 euros para que haga labores de promoción de la igualdad en el ámbito laboral- han atendido más de 1.000 consultas y negociado más de 300 planes de igualdad que dan cobertura a más de 24.000 trabajadores, muchos de ellos de empresas pequeñas que no están obligados por ley.

El dirigente sindical ha relacionado el descenso de la brecha de género que se ha producido en el último año en Canarias con la puesta en marcha de un mayor número de planes de igualdad y ha recordado cómo, por ejemplo, su sindicato denunció a varios hoteles del sur de Tenerife que discriminaban económicamente a mujeres que desempeñaban trabajos con mismo valor que el de hombres y a las que pagaban hasta 400 euros menos.

El gabinete, ha añadido, también ha servido para dar cobertura a personas del colectivo LGTBI, especialmente mujeres trans, o a mujeres víctimas de violencia de género para las que han solicitado una adaptación de la jornada o el traslado a otros centros de trabajo para garantizar su seguridad y salud.

La sindicalista ha lamentado el «déficit tan importante» de recursos humanos con el que cuenta la Inspección de Trabajo, que a menudo tiene una carga de trabajo «brutal».

En este sentido, el director general de Trabajo del Gobierno de Canarias, Alejandro Ramos, ha criticado la «falta de compromiso» de algunas empresas y ha recordado que no tener un plan de igualdad implica una sanción, si bien no ha podido precisar si hasta el momento se había puesto alguna por este motivo.

«Después de la pandemia ya no caben excusas para no tener un plan de igualdad», ha opinado Ramos, que ha recordado que se trata de una medida vigente desde 2007.

«No es una cuestión voluntaria ni baladí. Los planes de Igualdad han llegado para quedarse», ha concluido Ramos. EFE