Un vecino redujo y retuvo hasta su arresto al presunto agresor de Adeje

Adeje (Tenerife) (EFE).- Un vecino de la calle del barrio de Armeñime, en el municipio tinerfeño de Adeje, donde anoche un hombre presuntamente mató a su expareja consiguió reducir al agresor y retenerlo hasta la llegada de la Policía Local.

Fuentes municipales han confirmado a EFE que este vecino actuó para reducir al hombre, que también hirió a un hijo de la mujer que intentó defenderla de la agresión con arma blanca.

La víctima tenía cuatro hijos menores, dos de ellos con el agresor, que están siendo atendidos y acogidos por los Servicios Sociales del Gobierno de Canarias.

Dos de los niños son pequeños y otros adolescentes, según ha confirmado el alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga, tras el minuto de silencio que se ha guardado en repulsa por esta muerte que, según ha dicho el edil, todo parece indicar que podría tratarse de un asesinato por violencia machista.

Rodríguez Fraga ha comentado que la mujer era usuaria de los servicios sociales municipales pero en el ámbito de la emergencia pero no constan denuncias por violencia machista.

Era una situación compleja, ha afirmado el edil, que ha insistido en que la mayor preocupación de los servicios municipales fue la atención de los cuatro menores.

Tanto la víctima como su presunto agresor son originarios de Marruecos aunque por ahora se desconoce cuánto tiempo llevaban en territorio español.

El alcalde de Adeje ha recordado que en este municipio del sur de Tenerife conviven muchas nacionalidades sin problemas y ha señalado que algo no está funcionando cuando en un mismo día fallecen cuatro mujeres por violencia machista. EFE