Varios vecinos pernoctan en Puerto Naos y La Bombilla, en La Palma, pese a la prohibición

Santa Cruz de La Palma (EFE).- Vecinos de los núcleos evacuados de Puerto Naos y La Bombilla, en La Palma, han accedido a sus viviendas el pasado fin de semana, saltándose las prohibiciones y sin hacer caso a la Guardia Civil, algunos de ellos llegando a pernoctar en ellas, a pesar del peligro que representan las emanaciones de gases tóxicos, algo que ellos cuestionan.

Equipados con medidores de gases adquiridos por cuenta propia, los vecinos se han concentrado en los accesos a los núcleos y han entrado a sus viviendas para hacer labores de mantenimiento y «22 personas han pasado la noche dentro de sus pisos», han asegurado a los periodistas algunos de los implicados.

Una de estas personas es Aarón R., vecino de La Bombilla, que sin pedir permiso previo a las autoridades, accedió a su casa en el barrio costero con un medidor de CO2 comprado por su cuenta. Esta persona asegura que el dispositivo le avisó de gases «en aumento cuando estaba limpiando» e, incluso, abandonó la vivienda cuando sintió que su integridad física estaba en peligro.

Este vecino reconoce que la presencia de gases es real, pero sospecha de las razones de las autoridades para mantener las medidas de seguridad en Puerto Naos y La Bombilla y dice «estar cansado de que la única respuesta de políticos y científicos sea que no podemos entrar y punto».

Otro vecino de Puerto Naos, Luis Antonio P., también admite haber accedido durante el fin de semana a su vivienda y cuestiona que el Cabildo de La Palma tenga autoridad para prohibirle entrar en su propiedad, por lo que no considera que sus acciones sean ilegales.

Fuentes de la Guardia Civil han confirmado a EFE que han identificado y se está denunciando a las personas que entraron a estas zonas de acceso restringido, a las que solo se puede entrar con permiso y acompañamiento y por un tiempo limitado, sin pernoctar en ningún caso. EFE