Yaiza Castilla: No renunciaré a los trabajadores remotos, en Canarias no hay turismofobia

Las Palmas de Gran Canaria (EFE).- La consejera regional de Turismo, Yaiza Castilla, «no renunciará» a seguir promocionando Canarias como un «destino refugio» para trabajadores remotos y niega que este segmento de mercado esté causando turismofobia en las islas.

«En Canarias no existe un problema de turismofobia. Si por algo nos caracterizamos los canarios es por la amabilidad con la que siempre hemos recibido a los turistas. De hecho, ser grandes embajadores es una de nuestras señas de identidad. El precio de la vivienda no tiene nada que ver con el turismo. La solución no pasa por tener más o menos visitantes», ha aseverado en el encuentro «El turismo que queremos», organizado por los diarios La Provincia y El Día.

En su intervención, Castilla ha reflexionado sobre cuestiones como «qué turismo queremos para nuestras islas y las próximas generaciones, si tenemos la capacidad suficiente para ser protagonistas en su definición o si, por el contrario, decidirán terceros en esta industria tan globalizada, o si podemos alcanzar desde Canarias un mayor grado de control de todo el proceso productivo turístico y, en consecuencia, diseñar, desde la confluencia y la cooperación, ese turismo».

La consejera ha avanzado que el destino Islas Canarias prevé cerrar 2022 «con poco más de 14 millones de turistas, en torno a un seis por ciento menos que en 2019, pero con una facturación superior, por encima de 17.000 millones de euros, como consecuencia de un mayor gasto medio».

A nivel de conectividad, los próximos meses y hasta final de marzo se registrarán cifras «muy por encima de las precovid, lo que demuestra la apuesta que llevan manteniendo las líneas aéreas por Canarias, con casi 11 millones de plazas de abril a este mes de octubre (un 9,5 % más) y 9,4 millones de asientos ofertadas de noviembre a marzo próximo (un 30,7 % más)».

Con la cautela que impone el incierto escenario internacional, Yaiza Castilla ha asegurado «que la recuperación es ya prácticamente efectiva», lo que ha relacionado con la responsabilidad y la capacidad de gestión que ha demostrado el sector turístico canario en las sucesivas crisis que se han vivido en los últimos años y cuyos frutos se recogen ahora, cuando este destino «no solo mantiene su tradicional situación de liderazgo en el mercado turístico europeo, sino que se posiciona muy por encima de 2019 por su acreditada capacidad de aportar certidumbre a los viajeros de Europa».

La consejera regional de Turismo, Yaiza Castilla, en el foro de Prensa Ibérica. EFE/Elvira Urquijo

«Desatados los deseos de viajar de una población al desquite de meses de confinamiento, hemos estado bien posicionados con nuestra promesa de vacaciones seguras y confiables en unas islas europeas llenas de atractivos y cosas por hacer bajo el mejor clima del mundo», ha aseverado la consejera, quien ha recordado que, pese a esta recuperación general, todavía hay 5.000 plazas en Puerto Naos, al sur de La Palma, que no pueden ser ocupadas por el impacto del volcán.

Desde la premisa de que «la incertidumbre no va a desaparecer», la Consejería que dirige, junto con el sector, definió en marzo de 2021 la hoja de ruta estratégica para la transformación del modelo turístico canario, con la que se persigue «responder a una visión que tiene que ser compartida desde el ámbito público, el privado y el social y estar en continua revisión y también a los nuevos intereses y expectativas de los turistas, que buscan experiencias más auténticas y diferenciadoras con una creciente preocupación por el impacto medioambiental de sus viajes», ha referido.

La consejera ha precisado que esa estrategia pivota sobre tres grandes objetivos que definen «el turismo que queremos para Canarias».

El primero de ellos apunta hacia un turismo resiliente a cambios, coyunturas y situaciones de crisis, lo que obliga a profundizar en su diversificación, tanto de mercados emisores (como los de Francia o Italia, que crecen este año un 25 %), como de tipos de clientes (mayores y trabajadores remotos, nichos a cuya promoción se ha destinado una inversión sin precedentes este año).

Sobre este segmento, también conocido como el de los nómadas digitales, Yaiza Castilla ha celebrado que «Canarias haya consolidado, en tiempo récord, una posición de liderazgo en Europa, situándose en el ‘top ten’ de los destinos para este tipo de visitantes».

«Solo en el primer semestre de 2022, hemos recibido más de 35.000 personas que vienen a combinar ocio y trabajo y que tienen un gasto medio casi tres veces por encima del desembolso que hace el turista vacacional convencional. Además, un tercio de los clientes ya son parejas o incluso familias, cuando la tendencia anterior era que un 85 % venían solos. También va subiendo la edad media», ha detallado la consejera, quien ha manifestado que este nuevo perfil de cliente «interesa como herramienta de diversificación.

Lo mismo ocurre con el turista «silver (mayores de 55 años) de larga estancia. Apostamos por convertirnos esta temporada de invierno en un destino refugio para residentes del centro y norte de Europa que quieran escapar de las bajas temperaturas y de las posibles restricciones en calefacción y bienestar que puedan sufrir como consecuencia de la invasión de Ucrania», ha dicho.

El segundo gran objetivo de la nueva estrategia del destino es lograr «un turismo canario más comprometido con la reducción de las emisiones de carbono vinculadas a su actividad y, en general, con la sostenibilidad ambiental en una concepción más global».

A este reto, se suma la necesidad de contar con «un turismo canario que potencie su capacidad de tracción del resto de la actividad económica de las islas en términos de generación de riqueza, empleo y bienestar social, extendiendo su cadena de valor al resto de sectores y potenciando su capacidad de innovación en consonancia con los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030», ha concluido la consejera. EFE

pcr/jmr

(foto)