Vista del río Saja a su paso por Cabezón de la Sal, este martes. EFE/ Celia Agüero Pereda

El Saja estará restaurado en dos años para evitar inundaciones

Cabezón de la Sal (EFE).- El río Saja estará en dos años recuperado y restaurado todo su cauce fluvial a su paso por Cabezón de la Sal, Mazcuerras y Reocín para así evitar nuevas inundaciones como las que se produjeron en ese valle en 2019, que provocaron “cuantiosos” daños económicos.

Las obras de mejora de esa cuenca ha supuesto una inversión de 8,6 millones de euros por parte de la Dirección General del Agua del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y han sido visitadas este martes por el titular de ese departamento, Teodoro Estrela, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, Manuel Gutiérrez, y la delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones.

Estrela ha puntualizado que estas obras son de las principales actuaciones que está llevando a cabo el Ministerio dentro de la estrategia nacional, aprobada en julio, de restauración de ríos, por lo que insiste en que las dos actuaciones en el Saja “muy importantes” dentro del conjunto del país.

Ha explicado que las obras compatibilizan la protección frente a las inundaciones y la restauración ambiental de los tramos de río Saja en los que se va a actuar y que, confía, estén finalizadas en dos años, aunque “sí puede estar antes, mejor”.

“Ya se han empezado las obras, muchas veces lo difícil es toda la tramitación administración hasta que finalmente se puede empezar con una obra. Lo bueno es que esto ya está con fondos del Ministerio y no hay ningún problema presupuestario y es una actuación que se va a desarrollar en los plazos previstos”, ha añadido Estrela.

Imagen de junio de 2010 de un desbordamiento del río Saja a su paso por la localidad cántabra de Caranceja. EFE

Cómo evitar las inundaciones

La primera de las actuaciones en el río Saja, iniciada el 7 de septiembre, entre los núcleos de Caranceja y Casar de Periedo, busca restaurar de manera ambiental este tramo del río Saja y reducir el riesgo de inundación en avenidas en las dos localidades, en las que actualmente puede resultar afectado un número elevado de población y provocar cuantiosos daños económicos.

Para ello, el proyecto plantea recuperar antiguos brazos del río Saja, actualmente sin funcionamiento, a los que se les dará continuidad hasta aguas abajo de Casar de Periedo, para lo que será necesaria la construcción de una obra de drenaje bajo la carretera nacional 634 a su paso por Caranceja.

La segunda de las actuaciones, iniciada el 11 de agosto, restaurará y mejorará los hábitats fluviales asociados al río, así como la defensa frente a inundaciones con soluciones basadas en la naturaleza, en un tramo de unos 6 kilómetros de longitud.

Esa obra abarca desde el puente de la Virgen de la Peña, que une las localidades de Villanueva de la Peña y Virgen de la Peña, y el puente de Santa Lucía, situado en Santibáñez.

El proyecto incluye un conjunto de actuaciones para mejorar las márgenes del río Saja mediante la eliminación de barreras longitudinales y su tratamiento, la eliminación de obstáculos transversales, la reactivación de 3,6 kilómetros de brazos históricos o la gestión de la vegetación existente.