Cantabria apaga los 83 incendios que la han azotado durante dos días

Santander, 30 oct (EFE).- Cantabria ha puesto fin en la mañana de este domingo a la ola de incendios provocados que ha sufrido desde el viernes, con más de 83 fuegos en dos días, de los que ya no queda ninguno activo.

Según el último informe del Gobierno regional, los últimos fuegos que estaban activos esta mañana ya están controlados y bajo vigilancia de los agentes del medio natural o extinguidos.

Solo se mantienen como estabilizados los de Obios (Los Tojos) y Cosío (Rionansa), en los que están trabajando para su completa extinción una cuadrilla de bomberos forestales en cada uno de ellos.

El Gobierno de Cantabria ya desactivó esta mañana el nivel 2 del plan especial contra incendios (Infocant) que puso en marcha el viernes, cuando el número de fuegos y las condiciones meteorológicas, con fuertes rachas de viento sur y temperaturas suaves, comenzaron a complicar la situación.

Esta ola de incendios ha obligado a lo largo del fin de semana a cortar en dos ocasiones la vía del tren que conecta Santander con Madrid, en el tramo entre Los Corrales de Buelna y Las Fraguas, que ahora está abierta.

El Gobierno de Cantabria mantiene activo el nivel de 2 de alerta por incendios forestales en las 13 comarcas forestales, y está totalmente prohibido realizar quemas en toda Cantabria.

Este operativo mantiene un constante seguimiento de la evolución de los focos aún activos y dependiendo de la previsión meteorológica y de su consolidación se procederá, en su caso, al descenso de este nivel de alerta.

El consejero de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Guillermo Blanco, ha reivindicado esta mañana, desde la sede del 112, donde se ha coordinado la lucha contra los incendios, el trabajo «titánico» de los equipos de extinción durante «cuarenta y ocho horas y media de mucho esfuerzo y mucho riesgo».

También ha vuelto a condenar las acciones de los que atentan contra lo público y contra la naturaleza de Cantabria y ha insistido en pedir la colaboración ciudadana para que denuncien cualquier movimiento que consideren sospechoso.