Cantabria creará un grupo para investigar las causas de los incendios

Santander, 11 nov (EFE).- El Gobierno de Cantabria creará un grupo para investigar las causas de los incendios y un servicio de defensa forestal, que coordinará, entre otras, las actuaciones preventivas y el operativo de extinción.

El Plan Estratégico de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (Peplif) de Cantabria, que desarrolla la Consejería de Desarrollo Rural, plantea en su segunda fase de desarrollo 2023-2027 un total de setenta acciones en materia de organización, normativas, prevención, disuasión, gestión de montes, restauración de áreas quemadas y comunicación e información, según ha explicado en rueda de prensa el titular de departamento, Guillermo Blanco.

Entre las medidas a desarrollar, destaca la reforma de la estructura de la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático de la Consejería para crear un servicio técnico específico de defensa del monte y que coordinará, entre otras, las actuaciones preventivas y el operativo de extinción, además de encargarse del seguimiento del desarrollo del Peplif.

Una reforma que atribuirá la categoría de bombero forestal a los agentes del Medio Natural, que ya se atribuyó el año pasado a las cuadrillas forestales, y derogará el actual reglamento del Operativo, que data de 2011, con la aprobación de uno nuevo que tenga en cuenta los nuevos medios disponibles y «las lecciones aprendidas» en estos once años.

Así, las quemas, como herramienta preventiva, en particular en las zonas de ejecución más compleja, serán una tarea del Operativo que complemente las que ya realizan las cuadrillas con sus trabajos selvícolas, desbroces y mantenimiento de infraestructuras forestales.

«Nunca Cantabria había tenido tantos medios personales y materiales para la lucha contra incendios, pero nuestra apuesta por la mejora continua nos plantea el nuevo reto de una actualización integral de nuestros medios», ha señalado Blanco, quien ha destacado el incremento de la plantilla del Operativo, al pasar de 279 efectivos al inicio de la legislatura a los 412 actuales, lo que supone un incremento de un 41 por ciento.

En los presupuestos para 2023, la Consejería ha previsto un presupuesto en materia forestal de 6,7 millones de euros, un 11,5 por ciento más que este año.