Cantabria registró 2.882 accidentes de tráfico y 18 fallecidos en 2022

Santander, (EFE).- Cantabria cerró 2022 con 2.882 accidentes de tráfico, casi 200 menos que el año anterior, pero con un total de 18 fallecidos, trece en carreteras interurbanas y cinco en urbanas, la cifra más elevada en los últimos tres años.

La delegada del Gobierno en Cantabria, Ainoa Quiñones, acompañada por el jefe provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa, y el comandante del Sector de Tráfico de la Guardia Civil, Rubén Flores, ha detallado este martes los datos de siniestralidad de la comunidad autónoma en 2022, año en el que los fallecidos aumentan sobre todo por las cinco personas que murieron en vías urbanas, cuando en 2021 no se registró ninguno.

El Ministerio del Interior publicó ayer, lunes, que las carreteras cántabras habían registrado trece fallecidos, una cifra que se eleva a 18 teniendo en cuenta los fallecidos en vías urbanas, que fueron cinco.

También informó de que, en España, el 2022 deja 1.145 muertos en carretera, 44 más que antes de la pandemia

De los trece fallecidos en vías interurbanas de C-cinco en autovías en ocho en vías convencionales-, doce eran hombres y ninguno era menor de 25 años. Uno viajaba en camión, uno en motocicleta y otro en bicicleta.

En concreto, uno tenía entre 25 y 34 años, dos entre 35 y 44, dos entre 45 y 54, otros dos entre 55 y 64, cinco tenían entre 65 y 74 años y uno más de 85 años.

Tres de los muertos en vías urbanas se registraron en Santander, uno en Silió (Molledo) y otro en Noja, este último en patinete eléctrico, el primero en Cantabria.

Rueda de prensa en la que la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones, y el jefe provincial de Tráfico, José Miguel Tolosa, han hecho balance de las carreteras cántabras en 2022. EFE/Román G.Aguilera.

Un «mal» año para Tráfico

Además, dos de los fallecidos circulaban en turismos sin cinturón y otros tantos estaban bajo los efectos del alcohol o las drogas, en ambos casos en la línea de los datos nacionales, con entre un 20 y un 25 % del total.

Quiñones ha detallado que en 2022 hubo en Cantabria un total de 2.882 accidentes de tráfico frente a los 3.074 de 2021, los que supone un 6,3 % menos, aunque, si se compara con 2019 que fue el “último año de normalidad” hay un descenso del 9,5% en siniestros viales”.

En total, hubo 1.353 personas afectadas en accidentes de tráfico, con 18 fallecidos, 112 heridos graves y 1.223 leves. «Ha sido un mal año», ha señalado Tolosa.

Más de la mitad de los accidentes mortales fueron por salidas de vía, causados por distracciones al volante relacionadas con la somnolencia, la velocidad o el uso del móvil; y cinco fueron por colisiones.

Menos denuncias por usar el móvil

Las denuncias por utilizar el teléfono móvil disminuyeron un 35 por ciento desde marzo, cuando entró en vigor la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial, que desde marzo aumentó a seis los puntos que se retiran por su uso al volante, aunque la sanción económica se mantiene en 200 euros.

«Se está utilizando menos el móvil», ha recalcado Tolosa.

La delegada del Gobierno en Cantabria ha agradecido su trabajo a la Guardia Civil para informar, prevenir y socorrer en las carreteras de la comunidad autónoma.