El último presupuesto de Cantabria de la legislatura sale adelante sin el apoyo de la oposición

Santander (EFE).- El pleno del Parlamento de Cantabria ha aprobado este jueves los presupuestos regionales para 2023, los últimos de la legislatura, dotados con 3.504 millones de euros, con los votos de los grupos que sustentan al Gobierno, PRC y PSOE, y el rechazo de toda la oposición por tercera vez en esta legislatura.

Regionalistas y socialistas han defendido que el presupuesto va a dar «un impulso a Cantabria» durante el debate en la Cámara, mientras que PP, Vox y Ciudadanos (Cs) han reprochado al Ejecutivo autonómico que esté «de espaldas a la realidad» y que recoja en las cuentas «promesas que no se van a cumplir».

Las más de 600 enmiendas parciales de la oposición que han llegado «vivas» al pleno se han rechazado en el debate de los presupuestos, que entrarán en vigor el 1 de enero.

Según la consejera de Economía y Hacienda, Ana Belén Álvarez, los presupuestos que ha aprobado hoy el Parlamento, y se incrementan un 4,9 % ciento respecta a los de este ejercicio, van a permitir consolidar la recuperación económica y reforzar los servicios públicos del estado de bienestar.

Ha asegurado también que las cuentas han sido elaboradas con «el máximo rigor» y ha destacado que el 69,5 % del total se destina a financiar la educación, la sanidad y las políticas sociales, y además se supera por primera vez la cifra de 500 millones en inversiones.

La consejera le ha dicho a la oposición que votar en contra de este presupuesto es «votar en contra del interés general de Cantabria».

EFE/Román G. Aguilera

«De espaldas a la realidad»

El PP ha acusado al Gobierno de Cantabria de «vivir de espaldas a la realidad» y de «no saber lo que pasa en la calle».

«¿En qué mundo vive?», le ha preguntado a Ana Belén Álvarez el portavoz popular, Íñigo Fernández, quien ha afirmado que la gente que tiene un trabajo o un negocio «no está tan tranquila» como la titular de Economía por la inflación, «la más alta de los últimos cuarenta años».

El PP ha reprochado al Gobierno de Cantabria que «tenga los impuestos más altos de la historia» y, mientras tanto, «media industria de Cantabria en Expediente de Regulación Temporal de Empleo».

«Mercado persa»

Para el portavoz de Ciudadanos, Félix Álvarez, los presupuestos regionales para 2023 son «un mercado persa, con promesas y promesas que no se van a cumplir». «Como hay elecciones a mediados de año, el que venga detrás que arree», ha criticado.

«Serán buenos para ustedes pero son malos para Cantabria», ha afirmado Álvarez, quien ha opinado además que las cuentas no pueden ser sociales como asegura el Gobierno cuando dedican un alto porcentaje a pagar la deuda, que ha vuelto a aumentar este año.

Presupuesto que marcan «un fin de ciclo»

El diputado de Vox Armando Blanco ha dicho que este presupuesto será el último del Gobierno de PRC y PSOE y el que marque «el fin de ciclo de la izquierda» en la comunidad autónoma.

Blanco ha asegurado que su formación está «orgullosa» de las enmiendas que ha presentado, y que han sido rechazadas como el resto de las que han llegado al pleno, «con la tranquilidad del deber cumplido y de haber presentado propuestas que mejoren las condiciones de vida de los cántabros».

Críticas a la oposición

Para el portavoz del grupo parlamentario regionalista, Pedro Hernando, las enmiendas que ha presentado la oposición a las cuentas demuestran que su objetivo es «desmantelar los servicios públicos de bienestar».

A su juicio, las enmiendas que han planteado PP, Cs y Vox muestran un presupuesto alternativo que no apuesta por las políticas públicas ni apoya a las empresas de la región.

La portavoz socialista, Noelia Cobo, ha defendido que los presupuestos son la muestra del modelo de gestión del Gobierno, que apuesta por la protección social y el impulso a la economía, mientras la oposición, a su entender, no tiene ni modelo económico ni un proyecto político creíble. «Detrás de su estrategia de tierra quemada no hay nada», ha dicho.

Cobo ha destacado que el presupuesto recoge proyectos estratégicos para la región como el nuevo Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria que se construirá en Santander, y ha reivindicado que, «ante la inacción y la falta de proyecto» del PP en la ciudad, el vicepresidente y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga, es el que «más y mejor hace» por los santanderinos.