La lotería sólo deja medio millón de euros en Cantabria

Santander (EFE).- La Lotería de Navidad ha pasado de puntillas este año 2022 por Cantabria, repartiendo alrededor de medio millón de euros en Santander, Torrelavega y Cabezón de la Sal con un cuarto premio y un quinto.

El 25.296, con el cuarto premio, y el 38.454, con el quinto, han sido los números agraciados para los cántabros y han caído en el barrio torrelaveguense de La Inmobiliaria, en el paseo de Igareda de Cabezón de la Sal y en la administración de la calle Calvo Sotelo de Santander.

La administración santanderina, regentada por los hermanos Arrabal y situada en la calle Calvo Sotelo, 15, de Santander, ha repartido una serie del quinto premio, unos 60.000 euros, y «dos o tres décimos» del cuarto premio.

Los hermanos, que han acudido a la Administración a celebrar ese quinto premio, se han enterado de que habían dado también el cuarto por los medios de comunicación que se han acercado al punto de venta.

En el caso del quinto premio, que ha dejado otros 60.000 euros en esta Administración, el lotero ha afirmado que se ha vendido «íntegro» en Santander, ya que el lotero Marcos Arrabal recuerda haberlo vendido hace quince días. «Es una alegría, es lo que hace falta», ha dicho.

Esta administración ha repartido varios boletos en los últimos años, ya que el año pasado vendió un cuarto y dio el «Gordo» en 2015.

«Es donde toca aquí en Cantabria», ha afirmado Arrabal, quien ha celebrado los premios descorchando varias botellas de champán.

La lotería se acuerda de Cabezón

También ha repetido cuarto premio por segundo año consecutivo, la Administración número 1 de Cabezón de la Sal, ubicada en el paseo de Igareda y que tenía consignada una serie del número 25.296, dotada con 200.000 euros.

Su propietario, Alejandro González, ha asegurado a EFE que han recibido con «mucha alegría» este premio, aunque todavía «no saben nada» de si se ha vendido la serie íntegra ni a quién.

La suerte ha sonreído también a los vecinos del barrio obrero y de personas inmigrantes de la Inmobiliaria, donde han caído 200.000 euros repartidos en diez décimos del número 25.296, el cuarto premio.

EFE/Javier G. Paradelo

No es la primera vez que la administración regentada por César de la Sierra, con Ana Haro como ayudante, dan una alegría a sus vecinos, ya que en el año 2000 repartieron 1.195 millones de las pesetas (7,1 millones) de entonces, en 2011 un quinto premio de la lotería de Navidad y hace unos meses un pellizco en la Bonoloto.

Además, ha sido de los últimos en venderse décimo a décimo por ventanilla en la administración número 6 del barrio, situada en la calle Bonifacio del Castillo.

El lotero ha explicado que está «más que encantado» porque su administración, con más de 35 años de historia en el barrio, haya traído la suerte a La Inmobiliaria con un número suelto o ‘salpicado’, el 25.296, y que «ha corrido como la pólvora por la zona».

Tras salir el premio, muchos residentes se acercaban a la administración para saludar o felicitar al lotero, y compartir un poco de la suerte con aquellos que sí resultaron agraciados.

Pablo Ayerbe Caselles