Los esquiadores vuelven a Alto Campoo «tarde» pero con «muchas ganas»

Pablo Ayerbe Caselles.

Brañavieja (EFE).- Alrededor de 250 esquiadores han estrenado este viernes la temporada en la estación de Alto Campoo, que abre con siete kilómetros esquiables que prevén ampliarse a todas las instalaciones esta semana, pero que permiten volver a las pistas de forma «tardía» pero con las «ganas intactas».

La estación invernal de Alto Campoo ha reabierto este viernes, con un 58 por ciento de los remontes y un tercio de las pistas activas y con la previsión de ir abriendo el resto de instalaciones de forma progresiva durante la semana.

Los usuarios que han subido a practicar este deporte han explicado a EFE que «para el primer día, es suficiente» y confiesan que cogen esta vuelta a la nieve «con muchas ganas», ya que aún no había nevado suficiente en la zona.

Casi 9.000 abonos

Según recordó este jueves el consejero de Turismo, Javier López Marcano, cuando anunció la apertura de la estación, cerca de 9.000 personas se han sacado este año del pase de temporada (forfait).

La estación no ha podido abrir hasta ahora por la falta de nieve, aunque el temporal que ha registrado Cantabria desde el lunes ha permitido, sobre todo el miércoles, que las instalaciones de Brañavieja acumulen hasta 40 centímetros de espesor.

Esto supone que se haya podido poner en marcha dos telesillas, cuatro telesquís y una cinta, a lo largo de los siete kilómetros esquiables (30 por ciento de las pistas), con 4 pistas verdes y 3 azules.

Una estación para todos los niveles

Los más fanáticos del esquí o del «snowboard» han acudido a las pistas, a pesar de que el día «no acompaña» a esquiar, por la abundante niebla en la zona, el frío o que el municipio de Reinosa celebre hoy la fiesta de su patrón: San Sebastián.

Aunque la mayoría de las personas son «locales», también ha habido turismo de fuera de la región, de lugares como Valladolid, así como primerizos que se han dado «unas cuantas culadas», confiesan.

«Se ha hecho larga la espera», reiteran los esquiadores, quienes confían en que «la cosa dure», al menos durante este fin de semana y la semana próxima y que el resto de temporada brinde más días de esquí.