Picos de Europa dobla su presupuesto en 2023 hasta los 13,1 millones de euros

Camaleño (EFE).- El Parque Nacional de los Picos de Europa, que engloba parte del territorio de las comunidades autónomas de Cantabria, Asturias y Castilla y León, tendrá en 2023 un presupuesto de 13,1 millones de euros, casi el doble que este año por la llegada de fondos europeos.

El Patronato de Picos de Europa ha celebrado este miércoles en Camaleño su última reunión bajo la Presidencia de Cantabria, que en 2023 cederá el testigo a Castilla y León, como ha recordado en declaraciones a los periodistas el consejero cántabro de Desarrollo Rural, Guillermo Blanco, acompañado por el director general castellanoleonés del Patrimonio Natural, José Ángel Arranz, y su homólogo asturiano, David Villar.

El presupuesto se destinará a continuar con la tramitación del proyecto del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque, que llegará «en breve», o a la ampliación de la Reserva de la Biosfera de Picos de Europa y de la Zona de Especial Conservación Picos de Europa de Asturias, además de seguir tramitando la extensión de esa figura de la Red Natura.

En el caso de Cantabria, se prevé, entre otras medidas, la firma de un convenio de colaboración entre la empresa pública Mare y la asturiana de Cogersa para la recogida de basuras en Tresviso; la retirada del tendido eléctrico abandonado en Áliva; trabajos de mantenimiento en el Centro de Visitantes de Sotama, con la renovación de los equipamientos expositivos; el estudio de la posibilidad de mejora y puesta en valor de la senda Matallana (Urdón-Tresviso-Bejes-Urdón), y la restauración de la mina Las Mánforas, en Áliva.

Picos de Europa, un «modelo» de gestión compartida

Para ello, el Parque invertirá en Cantabria 3,2 millones euros, con los que también se llevarán a cabo actuaciones de renovación de vehículos, material y equipamiento, así como a la adquisición de desfibriladores para los centros de visitantes, y trabajos habituales de prevención y extinción de incendios forestales y recogida de basuras,.

Del presupuesto total del Parque para 2023, Cantabria usará 3,2 millones de euros; Asturias, 5,9 millones y Castilla y León, 4 millones.

Tras hacer un balance «más que positivo» de la gestión del Parque bajo la presidencia de Cantabria en los últimos tres años, Blanco ha destacado que el Parque va a seguir avanzando en el modelo de cogestión que mantiene con Asturias y Castilla y León como «ejemplo de coordinación entre tres administraciones públicas que trabajan en objetivos comunes».

EFE/Pedro Puente Hoyos

El objetivo es aprobar el año que viene el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque, después de una tramitación «larga y que no siempre ha sido fácil».

En este sentido, ha destacado el buen entendimiento mostrado por las tres comunidades autónomas a la hora de impulsar la gestión del Parque, a pesar de que cada una es de un «color político diferente».

Blanco ha confiado en que las medidas que se pongan en marcha el año que viene sirvan para impulsar el papel de los habitantes del Parque como elemento central de desarrollo para el futuro de la conservación de la biodiversidad y como elemento de desarrollo económico de los Picos de Europa.

Por parte de Castilla y León, José Ángel Arranz ha destacado que Picos de Europa es un parque nacional «singular» porque dentro hay pueblos. «Por eso es bueno hacer estas convocatorias del Patronato dentro del territorio», ha añadido.

Plan de fauna salvaje

En la reunión también se ha analizado el Plan de Gestión de Fauna Salvaje del Parque, donde, a pesar de que la caza está prohibida, se autorizarán el año que viene batidas por daños, en colaboración con las sociedades de cazadores de las diferentes zonas.

En el caso de Cantabria, estará permitida la caza de entre 70 y 90 ejemplares de ungulados, sobre todo de jabalí, y se ha informado de «la presencia en el Parque de la reproducción de siete manadas del lobo, si bien hay indicios de dos más».

El director general castellanoleonés del Patrimonio Natural ha recalcado «la necesidad» de controlar la fauna en el Parque Nacional, sobre todo del jabalí, una especie que ve «muy conflictiva y problemática» y con poblaciones «que están por encima de lo que debería».

«Tenemos que seguir actuando porque no solo afecta a la actividad ganadera del parque, sino también a la conservación», ha advertido.