Sentimiento «agridulce» en Cantabria con el acuerdo de pesca en la UE

Miguel Ramos.

Santoña (EFE).- El presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores de Cantabria, César Nates, ha calificado de «agridulce» el acuerdo de posibilidades de pesca para el próximo año, porque considera que la «única especie» que sube vinculada a la singularidad de la flota regional es la merluza.

Tras conocer este martes las cuotas de pesca acordadas en la Unión Europea (UE), Nates ha matizado en declaraciones a EFE que el incremento anunciado del 20 por ciento en el Total Admisible de Capturas (TAC) en la caballa (verdel) procede «en realidad» de las «algo más de 5.500 toneladas de multa», que ya no se tienen que pagar por la sobrepesca de esta especie en 2009 y 2010.

En este sentido, ha apuntado que la propuesta inicial de Europa era disminuir «en un 1,7 %» la cuota de verdel», un hecho que cree avalado por las 29.439 toneladas aprobadas para 2023, frente a la cuota adaptada de 32.000 toneladas registradas este año.

Lo único positivo: la merluza

Respecto al jurel, ha tildado de incomprensible que de «un año a otro» los informes científicos dictaminen que no se pueda pescar esta especie en aguas del Cantábrico. «Hemos pasado de 70.000 tonales a 0 de pesca directa», ha explicado Nates, quien ha aclarado que sí se permitirá un total de 3.271 toneladas de pesca accidental.

Por otro lado, ha calificado de positivo el aumento de la cuota de la merluza en un 10 %, con 9.953 toneladas.

Satisfacción «contenida» del Gobierno

Por su parte, el consejero cántabro de Pesca, Guillermo Blanco, ha acogido con «satisfacción contenida» el resultado de la negociación del reparto de pesca para 2023 para la flota de la región, con las cuotas merluza y verdel como principales beneficiarias.

Blanco ha señalado en un comunicado los acuerdos alcanzados este martes garantizan «la viabilidad de la flota pesquera» y mejoran «una de las grandes pesquerías» cántabras, como es la del verdel, especie de la que se podrán pescar 29.439 toneladas, un 20 por ciento más que en 2022, lo cual beneficiará a los 900 barcos del Cantábrico, de los que 130 pertenecen a Cantabria.

«Tanto el verdel como la merluza son pescados muy importantes para todo el Cantábrico, especialmente para Cantabria, por lo que nos vamos satisfechos», ha añadido el consejero de Pesca.

Y ha valorado de forma positiva el acuerdo sobre la angula, al pasar del cierre de la pesquería contemplado en la propuesta inicial a una veda parcial de seis meses de forma continuada o dos periodos de tres meses consecutivos para la siguiente campaña.