El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en una imagen de ar. EFE/Ismael Herrero

Page desea lo mejor a Leonor y lamenta que algunos “van a faltar al respeto a la Constitución”

Toledo (EFE).- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, le ha deseado “lo mejor” a la princesa Leonor, que este martes jurará la Constitución, aunque algunos van a “faltar al respeto a la democracia y a la Constitución”.

Page le ha deseado lo mejor a la heredera al trono como presidente, ha dicho, “de una tierra que cree en España con mucha claridad y que confía además en que España siga siendo la España de todos, no solo la España de unos pocos”.

García-Page, en su intervención durante una visita al Museo de las Reales Fábricas de San Juan de Alcaraz, en la localidad albaceteña de Riópar, ha dicho que en el acierto de Leonor “va a estar el acierto de la mayoría”.

También ha pedido respeto a lo que se decide democráticamente, porque “algunos se hinchan a decir que quieren votar y votar. Votar para romper” y se ha preguntado de qué sirve cuando no se respeta lo que se vota.

“Lo que votamos es lo que se vota cada cuatro años”, ha asegurado el presidente regional y secretario general de los socialistas castellano-manchegos.

En este sentido, se ha preguntado “de qué sirve, por ejemplo, que en Cataluña los independentistas hayan decidido en consulta entre ellos que quieren romper la democracia en España, si ahora algunos se pasan al bando de los botiflers”.

La jura de la Constitución, un motivo de autoestima colectiva

La jura de la Constitución por parte de la princesa Leonor, para Page, “tiene que ser un motivo de autoestima colectiva”, y ha recordado también que la España que se va a encontrar no es la que se encontró su abuelo, el rey Juan Carlos.

Y ello porque, tal y como ha reivindicado, la democracia se ha consolidado y “somos una gran potencia económica en el planeta y una cultura predominante”.

Muchas cosas han mejorado desde entonces, sobre todo, ha dicho, “que vivimos y decidimos en libertad lo que queremos, y para bien o para mal, lo decidimos entre todos”.

En cambio, ha lamentado que algunos van a “faltar al respeto a la democracia y a la Constitución”, lo que significa “no aceptar que los españoles decidimos en su día, en 1978, un régimen de monarquía parlamentaria”.

Pero la realidad, ha continuado, es que “España no ha conocido en su historia, y es la nación más antigua de Europa, cuarenta y tantos años mejores que estos, sobre todo mejores para la mayoría, no para el que manda”.

Juan Carlos subió al trono en una dictadura, y luego lo “validaron los españoles masivamente en la Constitución” y “lo vimos defender la democracia en el golpe de Estado y en muchas ocasiones”, pese a que cuando ascendió al trono “el 80 % de los españoles desconfiaba por completo y la mayoría de los partidos no comulgan para nada con algo que venía de la dictadura”.

Sin embargo, ha asegurado García-Page, “poco a poco se han ido consolidando con mucho sentido común las instituciones que entre todos nos han permitido llegar a donde hemos llegado”.