Asaja Alicante pide cesar a Ribera por «mentir» para poner fin al Tajo-Segura

Alicante, 4 ene (EFE).- El sindicato agrario ASAJA-Alicante ha exigido el cese de la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, por «mentir» públicamente para justificar el fin del trasvase Tajo-Segura mediante una explicación que falta a la verdad sobre el incremento de los caudales ecológicos en la cuenca excedentaria.

En un comunicado, el sindicato ha puesto de manifiesto que el alto Tajo tiene establecido por Ley, desde 1979, un caudal ecológico mínimo de 6 metros cúbicos por segundo y ha añadido que “las sentencias del Supremo dicen que deben instituirse caudales ecológicos en el resto del Tajo, pero no en la zona del Alto Tajo como afirma la ministra de Transición Ecológica, pues ya los tenía fijados por la Ley de explotación del trasvase y no hay ningún informe técnico ni medioambiental que dicte que deben ser mayores a esos 6 m³ por segundo”.

De esta manera, el sindicato agrario en Alicante ha acusado a Ribera de “tratar de confundir a la sociedad faltando a la verdad cuando en realidad su único objetivo es consumar el fin del trasvase Tajo-Segura por una decisión exclusivamente política y carente de cualquier criterio técnico o medioambiental”.

Al mismo tiempo, ha criticado a la ministra por actuar de forma intransigente y unilateral al eliminar del borrador del decreto ley del Plan del Tajo la disposición adicional novena pactada en el Consejo del Agua el pasado 30 de noviembre, que incluía la necesidad de revisar el estado del río en 2025 antes de ejecutar las subidas del caudal ecológico.

Por todo ello, Asaja Alicante recopila documentación y estudia la posibilidad de interponer una querella por prevaricación administrativa o delito de falsedad documental contra la ministra Ribera por mentir de forma reiterada y pública sobre los caudales ecológicos del Tajo.

ASAJA ha anunciado que participará en la protesta del próximo 11 de enero en Madrid frente a la sede del Ministerio de Transición Ecológica, donde regantes, agricultores y sociedad civil se manifestarán por el recorte del trasvase, «que dejará a miles de familias sin trabajo y pondrá en jaque la producción de frutas y hortalizas en fresco del Mediterráneo». Dicha concentración coincide con el Consejo de Ministros que abordará la aprobación definitiva del Plan de Cuenca del Tajo que recoge los recortes al sureste español.