Castilla-La Mancha aprueba el presupuesto de 2023: continuista y riguroso

Toledo, (EFE).- El Consejo de Gobierno regional ha aprobado este martes el proyecto de ley de presupuestos de Castilla-La Mancha para 2023, que son continuistas, rigurosos y crecen moderadamente respecto a este ejercicio, blindan los servicios públicos y apoyan al tejido productivo.

La consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo regional, Blanca Fernández, ha comparecido en rueda de prensa tras la reunión del gabinete y, a preguntas de la prensa, ha adelantado que el consejero de Hacienda, Juan Alfonso Ruiz Molina, explicará las cuentas de forma extensa este jueves, pero ha adelantado que se trata de un presupuesto «ambicioso y riguroso».

Ha añadido que el proyecto de ley no se va a «saltar las costuras», para dar garantía de sostenibilidad a las cuentas y, por tanto, a los servicios públicos, al tiempo que también contribuyen a apoyar el tejido económico.

Los presupuestos de 2023 blindan los servicios públicos, ha dicho Fernández, sobre todo la sanidad, la educación y los servicios sociales.

Y también son unas cuentas que favorecen la modernización, de manera fundamental la transformación digital y la revolución energética.

Son continuistas, destinados a fortalecer el estado del bienestar al tiempo que se apoya el tejido productivo y el empleo, por tanto, ha indicado la consejera portavoz, van a generar riqueza.

Los presupuestos, ha añadido Fernández, crecen respecto a este ejercicio, pero de forma moderada para cumplir con el rigor y con los objetivos.

El techo de gasto -o límite de gasto no financiero- del presupuesto de la Junta para 2023 asciende a 7.554,3 millones de euros.