Detienen en Seseña a los autores del atropello mortal de Torrejón de Ardoz

Madrid/Toledo (EFE).- Tres personas han sido detenidas en Seseña (Toledo) como presuntas responsables del atropello intencionado ocurrido en la madrugada de este domingo que ha costado la vida a cuatro personas en Torrejón de Ardoz (Madrid) y que ha dejado también diez heridos, cuatro de ellos muy graves.

Según fuentes policiales, una patrulla de la Guardia Civil ha parado en Seseña a un automóvil que circulaba con abolladuras y sin parachoques, al parecer implicado en el atropello, a bordo del cual viajaban tres individuos que han sido detenidos.

La Policía Nacional ha explicado que el atropello se ha producido antes de las tres de la madrugada de este domingo, después de una reyerta frente a un restaurante de Torrejón de Ardoz.

El suceso ha dejado cuatro fallecidos y «una decena» de heridos, cuatro de ellos muy graves, que han sido trasladados a los hospitales de Coslada, de la Princesa y Gregorio Marañón, ha informado la Policía.

Los fallecidos en el atropello son una mujer y tres hombres

Según Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid, los fallecidos son una mujer de 70 años y tres hombres de edades aproximadas de 40, 60 y 17 años que presentaban fracturas y politraumatismos.

Los heridos son una mujer de 31 años con traumatismo craneoencefálico severo e intubada que fue trasladada al Hospital de Torrejón, y un hombre de 50 años que presentaba fractura abierta en la pierna y que fue ingresado en el Hospital de Coslada.

Además, también han resultado heridos un hombre de 43 años con traumatismo craneoencefálico severo y fractura en la pierna trasladado al Hospital Gregorio Marañón y una mujer de 30 años con fractura de pelvis a la que se ingresó en el Hospital de La Princesa.

El atropello ha ocasionado asimismo dos heridos «considerados como potencialmente graves», según el SUMMA112, que son un hombre de 21 años con fractura de tobillo trasladado al Hospital de Torrejón y otro hombre de 50 años con TCE leve y fractura de tobillo que fue ingresado en el mismo hospital.

Un varón de 20 años con fractura abierta y que fue trasladado al Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares y una mujer de 17 años dada de alta en el mismo lugar del atropello, que presentaba policontusiones, se vieron también afectados por el atropello, ambos con pronóstico de levedad.

Por parte del SUMMA112, se ha activado el procedimiento de Incidente de Múltiples Víctimas (IMV), y han acudido un total de 22 dotaciones sanitarias al lugar del suceso, incluida la psicóloga de guardia de SUMMA112 que ha tenido que tratar varias crisis de ansiedad entre los familiares de las víctimas.

El restaurante de Torrejón de Ardoz donde se produjo el atropello mortal
Vista de la entrada del restaurante de Torrejón de Ardoz (Madrid) donde se produjo el atropello mortal. EFE/ Fernando Villar

Los detenidos acudieron al finalizar la boda

La reyerta que desencadenó el atropello intencionado se produjo cuando los tres detenidos, de 35, 16 y 17 años y nacionalidad portuguesa, se personaron cuando finalizaba el convite de una boda entre personas de etnia gitana en la que se casaba un joven que era su familiar lejano, en el restaurante El Rancho de Torrejón.

El supuesto autor del atropello había sido invitado a la ceremonia eclesiástica, pero no a la celebración posterior, ya que su sobrino, del que se informó que había participado en los hechos, era acusado por otros familiares del novio de haber intentado mantener una relación sentimental con la novia.

Cuando la fiesta se había desarrollado con normalidad y el reloj marcaba en torno a las 2:00 horas, algunos familiares se percataron de la presencia de su tío, por lo que comenzaron a increparle.

El enfrentamiento desató una reyerta multitudinaria a las puertas del establecimiento, donde horas después del suceso se apreciaban los daños provocados en algunos vehículos y el mobiliario.

Además, el hombre habría robado durante la pelea alrededor de 5.000 euros correspondientes a la «manzana», la tradicional recaudación que los familiares entregan a la novia en las bodas entre personas de etnia gitana.

Después, se subió al coche, un Toyota Corolla, junto a sus dos hijos y embistió a una docena de miembros de la familia del novio, acabando con la vida de una mujer de 66 años y tres hombres de 68, 37 y 17 años, todos españoles.