Hay 10.000 toneladas residuos en zona vertedero Toledo donde buscan al menor

Toledo (EFE).- La zona del vertedero de Toledo en la que se busca, desde primera hora de este martes, al niño de 11 años que desapareció en Madrid el pasado día 10 junto a su primo de 17, que fue hallado muerto en las mismas instalaciones, tiene una extensión similar a un campo de fútbol y acumula entre 9.000 y 10.000 toneladas de residuos.

Ana Rosa Martín, portavoz de la Policía Nacional, ha explicado a los periodistas, a la entrada del ecoparque, que a las ocho de la mañana de este martes se ha iniciado la búsqueda, en la que participan «de forma coordinada» investigadores de la Unidad Central de Atención a la Familia y a la Mujer, investigadores de las brigadas provinciales de la Policía Judicial de toledo y de Madrid, agentes de Vallecas y guías caninos.

Han sido precisamente dos perros especializados en la búsqueda de personas quienes han entrado primero en la zona del vertedero en la que el día 15 se encontró el cadáver del joven de 17 años a cuyo primo, de 11 años, se busca.

Es una zona pequeña del ecoparque, aproximadamente como un campo de fútbol de extensión, pero que tiene «complejidad» debido a su mucha profundidad, ya que acumula entre 9.000 y 10.000 tonelada de residuos.

La primera batida de los guías caninos ha sido negativa y a continuación ha entrado una retroexcavadora auxiliada por otra máquina que va retirando los residuos descartados.

La portavoz de la Policía ha señalado que es «difícil» determinar la duración de la búsqueda «porque hay muchísima cantidad de residuos» y ha explicado que es un trabajo «difícil», que requiere «mucha infraestructura» y planificación: «se está haciendo todo lo posible, no lo duden», ha señalado.

Ha afirmado que la principal hipótesis de los investigadores la búsqueda en el vertedero pero también ha dicho que hay otras líneas de investigación y que «ninguna está descartada al cien por cien», y ha recordado que está bajo secreto sumario.

Los dos menores desaparecieron en Madrid el 10 cuando ambos fueron al Hiper Usera de la calle General Ricardos y ya no se volvió a saber de ellos aunque hay imágenes que los sitúan en Toledo, en la estación de autobuses, en un hotel y en un centro comercial, según la familia.

Los investigadores manejan como principal hipótesis una desaparición voluntaria. EFE