Unos padres de Caudete, culpables de asesinar a sus dos bebés

Albacete (EFE).- Un jurado popular ha dictaminado que los padres que han sido juzgados en la Audiencia de Albacete por la muerte de sus dos bebés en Caudete (Albacete), hechos que ocurrieron con un año de diferencia y cuando ambos tenían cuatro meses de edad, son culpables de asesinato.

Así lo han dado a conocer este sábado, al leer el veredicto, que han alcanzado tras haber estado reunidos desde el mediodía del pasado jueves.

Los miembros del jurado popular del juicio han considerado probada su culpabilidad, al entender que los padres eran los únicos cuidadores de ambos menores y que, en base a los informes de los forenses, ambos fallecieron como consecuencia de lesiones de «alta intensidad».

En el proceso también ha sido juzgada la abuela paterna, a quien el jurado popular ha considerado culpable del delito de cooperadora por omisión, al ocultar los malos tratos sobre el segundo bebé, pero «no culpable» de homicidio por imprudencia en su muerte.

Piden prisión permanente revisable para los padres

Al conocer el veredicto, la fiscal ha mantenido para los padres su petición de prisión permanente revisable y, para la abuela paterna, los seis meses y un día de cárcel que pedía por el delito que el jurado popular ha considerado probado.

Por su parte, el abogado de la defensa de la madre ha pedido 15 años por cada uno de los delitos de asesinato, así como dos años por lesiones y seis más por los delitos de maltrato habitual.

Por su parte, el abogado de la defensa del padre ha pedido 15 años por cada uno de los delitos de asesinato y dos por lesiones, pero tres meses por el maltrato habitual.

Para la abuela paterna, su abogado ha solicitado que la pena impuesta se quede en tres meses de cárcel.

Ahora, será la magistrada de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete la que deba dictar sentencia.

Los bebés murieron a los cuatro meses, con un año de diferencia

El escrito de acusación detalla que, en septiembre de 2017, nació un hijo de los procesados y que, desde su nacimiento, le sometieron «a un ambiente hostil, desatendiendo sus llantos y poniendo la música alta para evitar escuchar sus llantos» y que además, le propinaban golpes.

También recoge fuertes episodios de violencia contra el menor al que, incluso, le fracturaron un hueso y por el que no acudieron a que recibiera asistencia sanitaria.

Además, cuando el bebé tenía 4 meses, el 19 de enero de 2018, de madrugada, «de común acuerdo, lo sujetaron y le golpearon» de forma violenta.

El bebé agredido ingresó en el Hospital de Albacete en estado grave y se le diagnosticó muerte cerebral el 23 de enero de ese año por el que se abrió un proceso judicial en Almansa (Albacete) por estos hechos.

El 18 de febrero de 2019, el matrimonio tuvo otro hijo y como con su anterior hijo, le golpeaban «con violencia».

El 23 de mayo de 2019 el matrimonio, «de común acuerdo», asestó al menor fuertes golpes que le fracturaron diversas costillas, siempre según el escrito de acusación del Ministerio Fiscal, que le produjo una insuficiencia respiratoria que hubiera requerido de ingreso hospitalario.

El escrito detalla que el menor no fue llevado a ningún centro sanitario y recibió «medidas de curandería» por parte de su abuela.

Los episodios violentos siguieron y en la madrugada del 29 de junio de 2019, con cuatro meses de edad, el menor murió en su domicilio a consecuencia de los golpes que recibió.