Page: si estamos hablando de agua es por sentencias que obligan a un caudal ecológico en el Tajo

Albacete (EFE).- El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dejado claro que si en esta jornada se está hablando en España de agua y del trasvase del Tajo al Segura es porque Castilla-La Mancha ha ganado varias sentencias en el Tribunal Supremo para conseguir que el Tajo deje de ser el único río de España sin caudal ecológico.

Tanto García-Page como varios miembros de su gobierno se han referido a la manifestación en Madrid de los regantes del Levante español, frente al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, para protestar ante la decisión de fijar caudales ecológicos en el río Tajo, lo que conllevará una reducción del trasvase al Segura.

García-Page ha admitido que recibir insultos o ataques por su postura sobre el agua del Tajo va en su sueldo como presidente autonómico.

Pero ha subrayado que «hemos sido muy moderados» a la hora de exigir que se cumplan las distintas sentencias que dictan caudal ecológico en el Tajo como manda la legislación española y la europea.

«Si hoy se está hablando del agua y del trasvase en este país es, simplemente, porque hemos ganado varias sentencias seguidas en el Supremo. No es capricho político o receta ideológica, hemos ganado sentencias, hemos tenido que ir reiteradamente al Tribunal Supremo para que se aplique la ley y la directiva europea», ha afirmado.

García-Page ha manifestado que en los 44 años vida del trasvase han cambiado aspectos ambientales y de cambio climático, y el Tajo es el único río del país que no tiene caudal ecológico mínimo debido a que en Levante llevan 44 años «sin moverse ni un centímetro cúbico» de sus posiciones, y esto «no puede ser».

Ha subrayado que Castilla-La Mancha ha sido, está siendo y será «muy solidaria» y «nunca» faltará agua para el consumo humano, pero hay que debatir cómo se utiliza «el poco agua que hay» en el Tajo y el poco agua que habrá.

El presidente autonómico ha insistido en que «hemos sido muy moderados a la hora de exigir que se cumplan las distintas sentencias», moderados y «flexibles», ha concretado, y él será el «primero» en ayudar a que haya un consenso pero con «lógica».

También ha dicho que él está defendiendo los intereses de Castilla-La Mancha «con la ley por delante» y ha reflexionado que podrá tener muchos defectos «pero voy de frente» y defiende a la comunidad autónoma.

Ha agregado que el Gobierno de España está aplicando la ley porque «no puede no aplicarla» y ha criticado que se está trasvasando «de la España seca a la España más seca aún».

MADRID.- Un momento de la concentración de regantes y agricultores de Alicante, Murcia y Almería, que bajo el título “En el Levante, sin trasvase, desierto y paro”, y en defensa del trasvase Tajo-Segura llevan a cabo este miércoles en Madrid. EFE/ Fernando Alvarado

Por su parte, la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha dicho en Toledo que García-Page está abierto a un acuerdo nacional del agua que garantice la sostenibilidad y el reparto de recursos hídricos, pero sin renunciar a la implantación de los caudales ecológicos progresivos del río Tajo sin condicionantes, como se aprobó en el Consejo Nacional del Agua del 29 de noviembre, y como señalan las sentencias del Tribunal Supremo.
Fernández ha dicho que Page «no quiere guerra del agua» sino que está abierto a alcanzar un acuerdo nacional «sin partidismo, sectarismo ni egoísmo», con las premisas del sentido común y la sostenibilidad para que se pueda regar y disfrutar de la naturaleza también durante las siguientes generaciones.

La única ideología de Page en este tema del agua, ha continuado la portavoz, es el reparto de recursos, los derechos de la cuenca cedente y la sostenibilidad teniendo en cuenta los caudales ecológicos del río Tajo sin renunciar a ningún avance, como se indica en las sentencias judiciales.

Ha explicado que con la implantación de los caudales ecológicos en el Tajo se va a subsanar una anomalía ya que se trata del único río de toda España que no contaba con la garantía de caudales ecológicos y además está afectado por un «trasvase franquista» que se construyó y puso en marcha con una «mentalidad centralista».

Para un acuerdo del agua, ha insistido en que «cuenten con Page», pero sin renunciar a los caudales ecológicos ni a cubrir las necesidades de la cuenca cedente ni al interés de Castilla-La Mancha ni a la eficiencia en los riegos, porque son avances que la tecnología permite.

Blanca Fernández ha advertido al líder regional del PP, Paco Núñez, que si el acuerdo sobre el agua «pasa por seguir hipotecando al Tajo y solo al Tajo, el no es rotundo».

TOLEDO.- La portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha dicho en Toledo que García-Page está abierto a un acuerdo nacional del agua que garantice la sostenibilidad y el reparto de recursos hídricos, pero sin renunciar a caudales ecológicos progresivos del río Tajo. EFE/Ismael Herrero

Asimismo, el vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, ha dicho en Mota del Cuervo (Cuenca) que Castilla-La Mancha ha llegado a un acuerdo «aceptable» con el Ministerio para dar cumplimiento a las sentencias del Supremo que dicen que el Tajo debe tener caudal ecológico como el resto de ríos del país.

«Esperemos que el Gobierno de España respete el acuerdo» que surgió del Consejo Nacional del Agua «y es también el planteamiento que estamos defendiendo ante el Consejo de Estado». EFE