El paro sube en 3.300 personas en el tercer trimestre

Toledo (EFE).- El paro ha subido en 3.300 personas en Castilla-La Mancha en el tercer trimestre de este año (2,30 %) en comparación con el trimestre anterior, aunque en relación con el mismo periodo del año pasado, el desempleo bajó en 10.100 parados (-6,44 %).

Se alcanzó así la cifra total de 146.200 desempleados en la región, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que publica el Instituto Nacional de Estadística, que también indica que en Castilla-La Mancha se contabilizaron en el trimestre de julio a septiembre 868.800 ocupados.

Así, se registró en el tercer trimestre un descenso de 2.000 ocupados (-0,22 %) respecto al trimestre anterior, pero un aumento de 2.800 (0,33 %) si se comparan los datos de este año con los del tercer trimestre del año 2021.

En España, el paro subió en el tercer trimestre en 60.800 personas, hasta situarse en 2.980.200, mientras que la ocupación avanzó en 77.700 personas hasta los 20.545.700 en un verano con tirón del empleo en los servicios, mientras que cayó en agricultura y construcción.

La tasa de paro en Castilla-La Mancha se situó por tanto en el 14,41 % de la población activa, aunque en mujeres esta tasa es del 19,79 %, frente a los hombres, con una tasa de paro del 10,20 %.

Así, había en la comunidad autónoma 511.000 hombres ocupados y 58.100 parados, frente a 357.300 mujeres ocupadas y 88.100 desempleadas.

La población de 16 años y más en esta región ascendió a 1.712.500 personas, esto es, 5.100 más que el trimestre anterior, y 15.200 más que en el mismo periodo del año pasado.

Entre julio y septiembre, por su parte, se contabilizaron 1.014.500 trabajadores activos, 1.300 más que el trimestre anterior, pero 7.200 menos que hace un año.

Por comunidades, los mayores incrementos de empleo este trimestre se dieron en Baleares, con 41.700 ocupados más; y Cataluña, con 38.800, y los mayores descensos fueron en Madrid (64.400) y Murcia (18.300).

En el desempleo, las mayores bajadas trimestrales del paro se dan en Baleares (22.500) y Castilla y León (14.400), y los mayores incrementos en la Comunidad de Madrid, 38.300 parados más; y la Comunidad Valenciana, con 23.300 más.

paro España
Varias cocineras en un restaurante de Toledo. EFE/Ismael Herrero

La Junta destaca el nivel de ocupación

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha destacado el nivel de ocupación en un tercer trimestre que no se tenía en la región desde 2007, pese a los «efectos de todas las crisis» que se vienen sucediendo desde entonces, por lo que ha subrayado que en Castilla-La Mancha «estamos siendo capaces de mantener y proteger el empleo».

«Desde que llegamos al Gobierno en 2015 y de manera interrumpida, en un tercer trimestre de la EPA desciende el desempleo, aumenta la ocupación, desciende la tasa de paro y sobre todo, desciende el desempleo en parados de larga duración, un factor muy importante», ha resaltado la consejera.

Ha señalado así que la región se encuentra «en niveles de ocupación de hace quince años y en niveles de desempleo de hace catorce años».

También ha añadido que hay que «seguir trabajando para que las situaciones y el contexto de incertidumbre de la actualidad no afecte al empleo ni a la generación de empleo», al tiempo que ha indicado que «hay que seguir defendiendo al tejido empresarial».

Franco ha explicado que los terceros trimestres de la EPA en la región «nunca tienen un comportamiento positivo o favorable», ya que «está muy condicionado por la evolución de la vendimia».

Además, ha apuntado que se están viviendo los primeros impactos de la reforma laboral a nivel estadístico y, por tanto, «conviene ser prudente en cuanto a qué es consecuencia de un contexto internacional complejo como el que estamos viviendo y qué es consecuencia de la reforma laboral que está teniendo también una afectación a nivel estadístico».

Y ha añadido que en la crisis de 2007-2008 se destruyeron muchos empleos y hubo terceros trimestres de la EPA como el de 2013 «con el doble de desempleados que ahora, alrededor de 300.000», por lo que Franco ha valorado que en la actualidad se está haciendo una gestión distinta de la crisis, que está protegiendo el empleo.

CCOO y UGT lamentan el elevado paro femenino

Por su parte, los secretarios regionales de CCOO, Paco de la Rosa, y de UGT, Luis Manuel Monforte, han coincidido en lamentar que las mujeres hayan sido las más perjudicadas por los datos de la EPA.

En rueda de prensa conjunta este jueves en Toledo, en la que han ofrecido sus opiniones sobre la marcha convocada para el próximo 3 de noviembre en Madrid, para exigir la firma de convenio y el incremento de los salarios, tanto De la Rosa como Monforte han incidido en la «preocupación» latente por el desempleo en el sector femenino.

«Una vez más, el desempleo ha afectado de manera específica a las mujeres», con la pérdida de 2.000 empleos, ha denunciado el líder regional de CCOO, quien se ha congratulado, en todo caso, de los datos positivos interanuales, con una bajada del 6,44 %, y más de 10.100 desempleados menos que hace un año.

De la Rosa, que ha atribuido a los conflictos en hidrocarburos y geopolíticos, el desencadenante del aumento del paro en la región, en el pasado trimestre, en 3.300 personas (+2,30 %), ha creído positivo «el crecimiento en un 4 %» de la riqueza regional, y más después de venir de una pandemia.

Para De la Rosa, y si la patronal no reacciona a la subida de salarios y a negociar los diferentes convenios colectivos con la inclusión de la cláusula de revisión, «los datos de la próxima EPA van a ser mucho más negativos», ha vaticinado.

En la misma línea, el secretario general de UGT Castilla-La Mancha ha mostrado también su «gran preocupación» por la destrucción de empleo femenino y la pérdida tanto de «calidad como de cantidad», que ha fijado en los sectores de comercio, limpieza y hostelería.

Monforte, aquí, se ha fijado en un segundo bloque de trabajadores, los desempleados de larga duración, que han sido también «castigados» en los datos de la EPA y, por ello, ha denunciado que «las políticas activas de empleo están fallando» y ha incidido en reforzar el papel del orientador laboral.

«Exigimos responsabilidad a la Administración con el empleo femenino y de larga duración», ha dicho Monforte, quien ha considerado que Ejecutivo, patronal y sindicatos «estamos condenados a entendernos» para solucionar el desempleo en la región y, por ende, en el país, ha concluido.