El PP presenta enmienda a la totalidad a un presupuesto «alejado de la realidad»

Toledo (EFE).- El grupo popular en las Cortes de Castilla-La Mancha ha presentado una enmienda a la totalidad al proyecto de presupuestos de la Junta de Comunidades para 2023 que ha elaborado el Gobierno regional, porque considera que se basa en un análisis socioeconómico que está «muy alejado de la realidad».

En la enmienda a la totalidad, que ha registrado este lunes la portavoz del grupo popular, Lola Merino, el PP argumenta que comparte los objetivos que plantea el Ejecutivo autonómico para la legislatura, pero rechaza el análisis que ha hecho el Gobierno para elaborar las cuentas del próximo ejercicio.

Los ‘populares’ están de acuerdo con los objetivos de «lograr la recuperación y consolidación económica, mejorar la cohesión social, aumentar la competitividad, generar un aumento de la confianza empresarial, la creación de empleo y la sostenibilidad.

Pero advierten: «Diferimos rotundamente del análisis socioeconómico que el Gobierno regional se empeña obstinadamente en pintar, muy alejado de la realidad».

Además, consideran que las cuentas constatan «un completo retroceso tanto en el abordaje de su consecución, como en la forma de llevarla a efecto», por lo que presentan la enmienda a la totalidad al proyecto de ley de Presupuestos Generales de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2023 y solicita su devolución al Gobierno regional.

El PP cree que el presupuesto se basa en «todo por el gasto sin ingresos»

En el ámbito de la recuperación y consolidación económica, el grupo popular entiende que el proyecto de presupuestos «no es sino otra prueba fehaciente de esa política basada en la cosmética y en el relato oficial», que se basa en «todo por el gasto, pero sin el ingreso».

«Ni el propio Gobierno cree en sus presupuestos, ya que se limita a presentar copias muy similares año tras año, para inmediatamente después de aprobados desfigurarlos tanto en su ejecución que apenas se reconocen, todo ello, de forma cíclica y opaca al control parlamentario», añaden los ‘populares’.

También critican el «avance de la desigualdad y la falta de oportunidades que la gestión presupuestaria y política provoca en la región», en la que hay un mayor riesgo de pobreza y exclusión social, con casi un 25 por ciento de los castellanomanchegos en riesgo moderado o severo de exclusión.

En este contexto, el grupo popular advierte de que «estos presupuestos no solo no revertirán la situación, sino que siguen abundando en los errores y las políticas que nos han traído hasta este punto».

Otro tanto ocurre con el aumento de la competitividad, un objetivo que los ‘populares’ entienden que está muy lejos de conseguirse, porque en el Índice de Competitividad Regional (ICREG) permanece en el grupo de nivel competitivo relativo bajo, según el informe de 2021 del Colegio General de Economistas.

En cuanto a la confianza empresarial, el PP señala en la enmienda a la totalidad que las expectativas empresariales empeoran en la región, de acuerdo con los últimos datos del Indicador de Confianza Empresarial Armonizado (ICEA), publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Y sobre la creación de empleo, los ‘populares’ subrayan que el crecimiento económico «es la única garantía de creación de empleo con la que cuenta el Estado» y a la vez la única garantía de sostenibilidad del estado de bienestar.

Califican de «ficticias» las previsiones de crecimiento

Al respecto, el grupo popular argumenta que «si partimos de estas premisas, no es difícil entender que unos presupuestos basados en previsiones de crecimiento ficticias, ya superadas incluso antes de entrar en vigor, únicamente traerán más deuda y más déficit, que son justamente los enemigos mayores del bienestar de los ciudadanos».

Además, el proyecto de presupuesto «aumenta el gasto corriente, hará crecer nuestra deuda y simultáneamente recaudará más impuestos de los ciudadanos», apunta el PP.

Por ello, avisa: «Aumentar el gasto corriente, que es consolidado y anualizado, y fiar la consolidación fiscal al aumento de ingresos, que es cíclico, no es prudente, ni parece la mejor acción para favorecer el empleo en las empresas».

Aunque entiende que «es más preocupante financiar gastos consolidables anuales con ingresos extraordinarios causados por la inflación, ya que ahonda el agujero estructural».