El PSOE aprueba en solitario el presupuesto de 2023

Toledo (EFE).- Las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado este martes, solamente con los votos a favor de la mayoría absoluta del PSOE, y con los votos en contra de PP y Cs, el presupuesto de la Junta de Comunidades para 2023.

Es el último de la actual Legislatura y que cuenta con 12.438 millones de euros, que supone un incremento del 1,3 por ciento en comparación con el de 2022, es decir, 158,1 millones más.

Tras diez horas de debate, el pleno del parlamento autonómico ha votado las cuentas públicas de la Administración regional para el próximo año, que ha llegado con 805 enmiendas parciales vivas, registradas por PP y Cs, ninguna de las cuales ha salido adelante al recibir el voto en contra de la mayoría socialista.

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, que ha cerrado el debate, ha destacado que el presupuesto aprobado es «expansivo en lo social, ambicioso en lo económico, comprometido con el reto demográfico y responsable con las reglas fiscales».

Y todo ello, con la motivación de «mejorar la calidad de vida y generar riqueza y empleo», para «generar seguridad en el presente y confianza en el futuro».

Asimismo, ha lamentado el «catastrofismo» que a su entender han demostrado los diputados de PP y Cs a lo largo del debate al exponer indicadores como el desempleo, la inflación o la tasa de pobreza, y ha reivindicado que también se pueden ofrecer datos positivos.

3.600 millones para Sanidad y 2.260 millones a Educación

Entre las principales partidas de las cuentas públicas de la Junta para 2023, el gasto social acapara el 70 por ciento del gasto no financiero.

Así, reserva más de 3.600 millones de euros para sanidad, para incrementar las plantillas y consolidar el personal contratado para la covid; reforzar la atención primaria, especialmente en zonas despobladas; o ampliar la cobertura vacunal.

En educación, se dispondrá de 2.260 millones de euros, para bajar las ratios de alumnos por aula, atender el incremento de la oferta formativa en Formación Profesional, financiar 100 nuevos proyectos de investigación o cumplir con los contratos programas de las dos universidades públicas que operan en la región.

Y en servicios sociales, se superarán los 980 millones de euros para la atención a las personas con discapacidad, aumentar las plazas públicas para residencias de mayores, incrementar las prestaciones económicas de dependencia, mejorar la ayuda a domicilio en zonas con gran despoblación y reforzar la teleasistencia.

Asimismo, se ha calculado que las medidas recogidas para hacer frente a la despoblación suman 1.700 millones de euros.

PP afirma que serán «los últimos presupuestos de la era Page»

La diputada del PP en las Cortes Ana Guarinos ha justificado el voto en contra de su grupo porque, a su entender, «los presupuestos no sirven para hacer frente a la situación actual de Castilla-La Mancha».

Tras lamentar que solamente se aceptara en comisión una de las más de 600 enmiendas parciales que ha registrado su partido, ha vaticinado que esas propuestas se pondrán en marcha a partir de mayo, ya que se ha mostrado convencida de que el presidente del PP regional, Paco Núñez, será el próximo presidente autonómico.

La diputada del PP en las Cortes, Ana Guarinos, durante su intervención en el pleno de las Cortes. EFE/Ismael Herrero

«Estos son los últimos presupuestos de la era Page», ha subrayado Guarinos, que ha reprochado al Gobierno regional que «el mundo real no es Alicia en el País de las Maravillas, no es Page en el Palacio de Fuensalida» y ha advertido que «no es ser agoreros, es ser realistas decir que Castilla-La Mancha es la cuarta comunidad autónoma con más paro», entre otros indicadores.

También ha rechazado que Castilla-La Mancha es una de las regiones donde un paciente tiene que esperar más para ser operado o que uno de cada tres ciudadanos de la comunidad autónoma vive en riesgo de pobreza, por lo que ha resumido que «estos son los recortes de Page».

PSOE destaca que la región avanza «con paso firme»

Por su parte, el presidente del grupo socialista en las Cortes, Fernando Mora, ha valorado el proyecto de presupuestos y la gestión del Gobierno regional, ya que ha sostenido que la región «va bien, avanza bien, con paso firme» y ha criticado las «enmiendas al peso» del PP, «un kilos doscientos gramos, concretamente», ha ironizado levantando un montón de folios en las que estaban impresas dichas enmiendas.

Ha sido durante esta intervención de Mora cuando se han vivido los momentos más tensos del pleno, ya que el diputado socialista ha tomado la palabra después de Guarinos, que ha hecho alusión a las declaraciones del presidente regional, Emiliano García-Page, sobre su rechazo a la reforma del delito de malversación y Mora le ha preguntado en qué hoja de las enmiendas al presupuesto se habla de malversación o de sedición.

Tras estas declaraciones, Mora y Guarinos han intercambiado reproches durante varios minutos e incluso el presidente de la cámara, Pablo Bellido, les ha pedido que mantuvieran las «buenas formas» que habían sido la tónica del debate.

Cs acusa al PSOE de aplicar «el rodillo de la mayoría absoluta»

También la presidenta del grupo Ciudadanos en las Cortes, Carmen Picazo, ha rechazado las cuentas públicas, porque ha afirmado que ni comparten su planteamiento ni confían en su cumplimiento, al tiempo que ha acusado al PSOE de «aplicar el rodillo de la mayoría absoluta, sin querer escuchar a la oposición».

Picazo ha resaltado que en años anteriores, su formación sí ha apoyado el presupuesto y ha demostrado su «voluntad de llegar a acuerdos», pero ha subrayado que en esta ocasión, no deben ni quieren ni pueden «regalar su apoyo» a las cuentas públicas, ya que a su entender «no atienden las necesidades de la sociedad, no generan ilusión ni certidumbre», sino que «son unas cuentas conformistas, conservadoras, que bien podría haber presentado el PP».

«Este presupuesto es una oportunidad perdida, para mejorar el mercado de trabajo, mejorar la educación y facilitar la conciliación», ha lamentado Picazo.

Palabras de apoyo para Lola Merino

A lo largo de toda la sesión plenaria ha habido deseos de pronta recuperación para la portavoz del PP en las Cortes, Lola Merino, que el jueves 15 de diciembre -durante su intervención en el pleno de esa jornada- se sintió indispuesta y tuvo que ser ingresada en el Hospital de Toledo, donde ha permanecido precisamente hasta este martes.

Además, el protagonista involuntario de la sesión plenaria ha sido el municipio conquense de Carrascosa y la confusión sobre si su denominación exacta es Carrascosa de la Sierra o simplemente Carrascosa, tras una enmienda parcial del PP que ha propuesto la construcción de un frontón en este pueblo.

Tras la aprobación en pleno, el presupuesto de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para 2023 se debe publicar en el Boletín Oficial de las Cortes y en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha antes de que acabe diciembre, para que las cuentas públicas puedan entrar en vigor el 1 de enero.