Sin declaración contra violencia machista en CLM por primera vez desde 1999

Toledo, 24 nov (EFE).- Las Cortes de Castilla-La Mancha no han aprobado por primera vez desde 1999 -año en que la ONU declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer- una declaración institucional contra la violencia machista por el rechazo del grupo popular a apoyar el texto, que ha justificado su posición en la entrada en vigor la ley del «solo sí es sí», que ha supuesto la reducción de condenas a agresores sexuales.

La declaración institucional con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres era el segundo punto del orden del día del pleno de las Cortes de este jueves, pero al llegar al mismo el presidente del parlamento regional, Pablo Bellido, ha informado de su retirada toda vez que no se ha alcanzado un acuerdo sobre el contenido de la declaración.

En la propuesta de declaración institucional, a la que ha tenido acceso EFE, se proponía que las Cortes ratificasen su «firme compromiso» para continuar desarrollando y estableciendo los mecanismos necesarios para prevenir la violencia de género y proteger a las víctimas.

También se proponía reconocer el «gran esfuerzo» que todas las Administraciones públicas, los profesionales que trabajan en contacto directo con las víctimas y las entidades y asociaciones de la región realizan diariamente para prevenir la violencia de género y para proteger a las mujeres víctimas, hijos.

Asimismo, se había planteado solicitar a todas las administraciones públicas el «máximo grado de cooperación y colaboración para luchar contra todo tipo de violencia machista» y se comprometía a apoyar el proceso de renovación y actualización del Pacto de Estado contra la Violencia de Género que se está iniciando actualmente en el Congreso.

En el texto que finalmente no ha salido adelante también se recogía instar a todos los grupos políticos presentes en estas Cortes -PSOE, PP y Cs- a trabajar de manera colaborativa para alcanzar una sociedad igualitaria y libre de violencia contra las mujeres y a combatir cualquier posicionamiento político que niegue la violencia de género o rechace las políticas públicas orientadas a su erradicación.

Asimismo, se comprometía a colaborar con las asociaciones y organizaciones de la sociedad civil que luchan contra la violencia machista y trabajan por la igualdad entre mujeres y hombres.

El texto también instaba a toda la ciudadanía, las organizaciones, entidades, empresas y asociaciones, a los poderes públicos y a las Administraciones en su conjunto, a seguir trabajando para acelerar la consecución de una región, un país y una sociedad global libre de violencia machista, «una sociedad en la que seguir ensanchando derechos de ciudadanía que redunden en la libertad de las mujeres».

La propuesta de declaración institucional recordaba que, en lo que va de año cinco mujeres han fallecido en Castilla-la Mancha por violencia machista en lo que va de año.

«Las Cortes de Castilla-La Mancha manifiestan su dolor y repulsa ante los asesinatos machistas, condenan todo tipo de violencia contra las mujeres y se comprometen a ser firmes en su compromiso para trabajar desde la unidad parlamentaria en el desarrollo legislativo de toda medida encaminada a la eliminación de la violencia de género y la prevención de la misma» es otro de los párrafos que se incluía en la declaración institucional que finalmente no ha salido adelante.

En una rueda de prensa ofrecida en el parlamento regional, la diputada del PP en las Cortes Ana Guarinos ha justificado la posición de su grupo en la entrada en vigor de la ley del «solo sí es sí» y ha añadido: «Mientras que Page no dé un paso atrás en la aprobación de una ley que perjudica a las víctimas y deja en la calle a los agresores sexuales, para que pueda seguir la violencia y matando a mujeres, mientras eso no ocurra, no va a tener valor ninguna declaración institucional».

Guarinos también ha señalado que el grupo popular había pedido para este jueves la comparecencia de la consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, en el pleno para «explicar por qué ha permitido que salga adelante una ley que permite que los agresores estén en la calle para seguir agrediendo a las víctimas», pero ha lamentado que no se aceptó la propuesta de comparecencia.

También ha considerado que el presidente autonómico, Emiliano García-Page, debería haber intervenido en las Cortes para decir que «va a dar marcha atrás en una aberración», si bien ha lamentado que tampoco ha ocurrido.

Por ello, ha acusado al grupo socialista de «tratar de silenciar» el debate sobre la ley del «solo sí es sí», pero ha advertido de que «no se puede guardar silencio con algo tan grave sin más, con una declaración institucional».

Sin embargo, la diputada del grupo socialista en las Cortes Rosario García Saco ha asegurado que el hecho de que el grupo popular no haya respaldado el texto propuesto para la declaración institucional es «un desplante y desprecio a las víctimas y a sus familias» y por ello ha pedido al PP que «recapacite».

García Saco ha lamentado que el PP «por primera vez ha roto el consenso» que había en el parlamento regional contra la violencia machista porque «se ha negado a aprobar» la propuesta de declaración institucional.

Ha explicado que tradicionalmente la Mesa de las Cortes o la Presidencia propone un texto para la declaración institucional y los grupos hacen sus aportaciones, aunque en esta ocasión «el PP sin dar explicaciones, no ha aportado nada» y «se ha descolgado a las 9.00» este jueves.

«Nos ha dejado asombrados», ha admitido García Saco, que ha defendido que la lucha contra la violencia machista es «un asunto de Estado».

Además, la consejera de Igualdad de la Junta de Comunidades y portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, ha tachado de «gravísimo» que «por primera vez en la historia de las Cortes» el parlamento regional no haya realizado esta declaración institucional.

«Es muy grave que sea el primer parlamento autonómico que no tiene declaración institucional contra la violencia de género por una decisión del PP y no de Vox», ha lamentado Fernández, que ha afeado la «radicalización» del PP de Castilla-La Mancha y ha añadido que «las víctimas no se lo merecen».

También Ciudadanos, que se había mostrado a favor del texto propuesto para la declaración institucional, ha lamentado la falta de unidad para combatir la violencia machista.

«La lucha contra la violencia machista no es propiedad de ningún partido ni de ninguna ideología. En un asunto tan importante como éste no tiene sentido mirar la letra pequeña de un comunicado, porque unidos somos más fuertes», ha asegurado la diputada de Ciudadanos Elena Jaime. EFE