La transformación digital: reto del director de la Academia de Infantería de Toledo

Toledo (EFE).- El coronel Álvaro Díaz Fernández, que desde este jueves es el nuevo director de la Academia de Infantería de Toledo, se ha marcado como reto en esta nueva etapa implementar la transformación digital en la enseñanza militar.

El coronel Díaz Fernández (Asturias, 1970) ha tomado posesión en un acto castrense presidido por el director de Enseñanza, Instrucción, Adiestramiento y Evaluación del Ejército de Tierra, el general de división Fernando Barrón Clavet

En una rueda de prensa, el nuevo director ha explicado que uno de los retos que tiene es implementar «hasta el mayor nivel posible» la transformación digital en el ámbito de la enseñanza, que es uno de los aspectos que impulsa el Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de Tierra.

Se ha mostrado «profundamente orgulloso» de su designación en la Academia de Infantería pero también ha dicho que es una responsabilidad «muy grande» porque «la formación es fundamental, y más la de aquellos que han jurado defender a la sociedad hasta sus últimas consecuencias».

Asimismo, ha considerado una «dificultad añadida» relevar en el cargo al coronel Antonio Armada, pero ha avanzado que pondrá su experiencia profesional -su destino anterior ha sido profesor en cursos de Altos Estudios Militares en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional- para conseguir que la Academia sigue cumpliendo su misión de formar a los futuros sargentos y tenientes de Infantería.

Acto de toma de posesión del coronel Álvaro Díaz Fernández como nuevo director de la Academia de Infantería de Toledo. EFE/Ismael Herrero

Relación entre las Fuerzas Armadas y la sociedad

El coronel Álvaro Díaz Fernández ha resaltado la importancia de que la sociedad conozca la labor y función de las Fuerzas Armadas para que «valore en su justa medida el esfuerzo que ponen cada día en proteger a la sociedad a la que han jurado servir».

Ha dicho que durante «mucho tiempo» las Fuerzas Armadas han vivido «un poco de espaldas a la sociedad», algo que «afortunadamente» ha cambiado «bastante» en los últimos quince años, con «hitos» como la creación de la Unidad Militar de Emergencias (UME), en la que el coronel ha trabajado seis años y que ha logrado una «conexión» con la ciudadanía «total y absoluta».

Además, la pandemia o catástrofes naturales como la borrasca Filomena han hecho ver que el ejército y las fuerzas armadas «están ahí para servir al ciudadano ante cualquier necesidad».

«Creo que ésto ha sido bueno para que la gente nos conozca. No se puede querer lo que no se conoce», ha manifestado el coronel.

El nuevo director de la Academia de Infantería de Toledo posee la Placa de la Orden de San Hermenegildo, varias cruces al mérito militar y una el mérito de la Guardia Civil, entre otras condecoraciones, y ha participado en cuatro misiones internacionales (tres en la antigua Yugoslavia y una en la República Centroafricana).

La Academia de Infantería de Toledo imparte formación a una media de casi 500 alumnos cada curso, algunos de los cuales se incorporarán en noviembre y otros en enero.