El PACMA irá a la justicia ante un toro jubilo «bochornoso»

Valladolid (EFE).- El Partido Animalista PACMA ha denunciado que el Toro Jubilo de Medinaceli (Soria) de anoche ha sido el «más bochornoso» que han grabado, con un animal que «salió del cajón con la boca ensangrentada y cayó desplomado a los pocos minutos» y llamas en algunos momentos de «más de un metro de altura» y ha anunciado medidas legales ante «un espectáculo esperpentico y lleno de irregularidades».


«Es falso que se haya desarrollado sin incidentes como han dicho algunos medios», ha sostenido la asociación animalista, para quien desde el principio «todo fue mal», ha trasladado este domingo en un comunicado.

Medinaceli, en la cabecera alta de la cuenca del Jalón, en el sur de la provincia de Soria, vivió anoche el único toro de fuego que se celebra en Castilla y León. EFE/ Wifredo García.


El PACMA ha explicado que documentó el comienzo y transcurso de la fiesta hasta que, «una vez tumbado el toro en el suelo, la Guardia Civil comenzó a echar a las cámaras. «Puede que este sea el Toro de Júbilo más bochornoso que hayamos grabado», han lamentado.

«Llega un momento en el que las llamas superan el metro de altura».


«Llega un momento en el que las llamas superan el metro de altura, y la densidad del fuego es tanta que el animal solo da embestidas cortas y pasos erráticos», han añadido.


El PACMA ha incidido en que el toro «salió del cajón con la boca ensangrentada y la lengua por fuera, y tardaron más de 12 minutos en amarrarlo al pilón y embolarlo. Tardó otros 12 minutos en deshacerse de las bolas». En las imágenes se puede ver cómo gran parte del suelo se encontraba lleno de brasas».


«Después de quitarse las bolas, han tirado la pirotecnia como todos los años, y han seguido dándole algunos pases. Luego intentaron meterlo de vuelta a toriles, pero como no quería entrar, han sacado un cabestro sin éxito. Durante este tiempo, uno de los alambres que llevaba en los cuernos para sujetar las bolas se ha soltado y se le iba enredando en una pata, así que no podía caminar bien», según han explicado los testigos del equipo de grabación del Partido Animalista.

Medinaceli celebró anoche el único toro de fuego de Castilla y León.EFE/ Wifredo García.


El PACMA ha apuntado que «a los 20 minutos de haberse apagado las bolas, como era imposible hacerle entrar, intentaron ensogar de nuevo al toro y en ese mismo instante cayó desplomado».

No han podido obtener imágenes en el callejón


«En ese momento se ve que hiperventila y le tiemblan las piernas. Cuando le han sacado de la plaza parece que todavía respira, pero después se les ha atascado en el callejón», han añadido.


El PACMA ha sostenido que «no han podido obtener imágenes de este momento debido a las crecientes amenazas de los participantes al notar la presencia de la cámara, que han terminado en la expulsión del equipo por parte de la Guardia Civil».


«No hemos podido certificar si el animal ha fallecido posiblemente de un infarto porque no nos han permitido estar presentes. Procederemos a valorar medidas legales. Es realmente impresionante que aún se permita celebrar algo así en nuestro país», han concluido.


Medinaceli, en la cabecera alta de la cuenca del Jalón, en el sur de la provincia de Soria, contó anoche el único toro de fuego que se celebra en Castilla y León, una tradición milenaria protegida con la declaración de festejo tradicional.


Durante más de veinte minutos, la cornamenta extraordinaria montada en el astado, con sus bolas de fuego realizada con brea iluminó noche medinense, mientras los mozos salieron de a la improvisada plaza de toros para realizarle quites.

El toro jubilio, una excepción autonómica ya que es indultado al final del festejo


La legislación autonómica exige el sacrificio de todas las reses utilizadas en los espectáculos taurinos (artículo 23 del Decreto 14/1999, de 8 de febrero, por el que se aprueba el Reglamento de Espectáculos Taurinos Populares de la Comunidad de Castilla y León), pero sin embargo, y como excepción, el artículo 5 de la Ordenanza Municipal establece que el Toro Jubilo, “siguiendo la costumbre secular, será indultado al finalizar el festejo”.


En los documentos más antiguos que se conservan se deja siempre constancia de esta especial protección del animal.
Así, por ejemplo, en 1510, Juan de la Cerda, Duque de Medinaceli, autorizaba que se corriese el toro “como tienen por costumbre el día de la procesión y, como me es pedido, mando que ninguna ni alguna persona sea osada de matar el dicho toro y que, acabado de correr, los dichos vecinos lo dejen vivo y sin lesión alguna”.


La tradición ininterrumpida hizo posible su declaración como espectáculo Taurino Tradicional, por parte de la Junta en 2002 permitiendo una ordenanza que exige el indulto del toro.


La Consejería de la Presidencia de la Junta de Castilla y León declaró, por orden fechada el 18 de septiembre de 2002, al toro de jubilo como espectáculo taurino tradicional, por existir constancia documental de su celebración desde el siglo XVI (1568 y 1598).


Si se modificase la tradición, se perdería su catalogación especial y, por tanto, la posibilidad de indultar al toro, que debería ser sacrificado.

El alcalde dice que se mantendrá siempre que así lo quieran los vecinos


En el siglo pasado, cuando la normativa no lo impedía, según ha recordado el alcalde Felipe Utrilla, fue habitual que un mismo toro (propiedad de algún vecino de Medinaceli o de los pueblos de la comarca) se utilizase en años sucesivos.


Utrilla manifestó ayer a EFE que el toro jubilo se mantendrá siempre que así lo quieran los vecinos y defendió que la protección de la que goza en la actualidad es suficiente.