De la Hoz (PP): hay poco debate si los dueños de Garoña no quieren reabrir

Valladolid, 15 sep (EFE).- El portavoz del Partido Popular en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz, ha reconocido que si los propietarios de la central nuclear de Santa María de Garoña, en Burgos, «no quieren, no pueden o no cabe su reapertura, pocos debates caben al respecto».

De la Hoz ha hecho estas declaraciones en rueda de prensa tras la Junta de Portavoces de las Cortes de este jueves, a preguntas sobre el anuncio del vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo (Vox) de que la Junta va a licitar un estudio para estudiar la viabilidad de la reapertura de la central.

El portavoz popular se ha definido en este asunto como «un voluntarista, pero también realista» y ha subrayado que a su formación le encantaría, que si técnicamente fuera posible, Nuclenor pudiera reabrir la central, aunque ha apuntado a que «no es lo que ha manifestado», ya que primero se tienen que dar «las condiciones técnicas, económicas y medioambientales» para ello.

«Si es viable y hay voluntad de Nuclenor, procédase, pero si no, me parece que estamos entrando en un debate un poco absurdo: si el propietario de la central nuclear no quiere, no puede o no cabe la reapertura, a partir de ahí caben pocos debates», ha insistido.

Ante las preguntas de los periodistas, el parlamentario del PP ha precisado que no considera que este debate planteado por su socio de gobierno en la Junta (Vox), sea absurdo y ha insistido en que si “Nuclenor no tiene voluntad o no puede reabrir la central de Garoña, poco debate cabe”.

De la Hoz ha restado importancia a que se licite un estudio sobre la viabilidad de la reapertura de la central de Garoña por parte de la Consejería de Empleo, Comercio e Industria (Vox), y ha recordado que el Gobierno autonómico ya ha desarrollado otros informes sobre la energía térmica, solar o eólica, para discernir si «podría haber otras posibilidades».

El portavoz popular ha abogado por aprovechar «las centrales nucleares que hay en España, intentemos alargar la vida útil de las mismas, no cerremos más térmicas, no cerremos nuclear» y ha señalado que se deben «aprovechar todas las fuentes de energías para reducir la dependencia del exterior».

Por su parte, el parlamentario de Vox, Carlos Menéndez, ha precisado que la propuesta del vicepresidente no pasaba por la reactivación del reactor que ya estaba en Garoña, ya que la falta de mantenimiento en esas instalaciones las hace irrecuperables, sino analizar la viabilidad de la ubicación de reactores nucleares de última generación SMR, tanto en Garoña como en Velilla del Río Carrión (Palencia) o La Roba (León), con el fin de aprovechar las estructuras existentes de las centrales térmicas.

Menéndez ha justificado ese planteamiento en el plan de soberanía energética que defiende su partido, ha señalado que otros países del entorno europeo, como Francia, Finlandia o Suecia, ya lo están haciendo, y ha recordado que esas iniciativas se enmarcan en el objetivo de derogar de todas las leyes climáticos “no solo imposibilitan la instalación de estas infraestructuras o incluso la explotación de los recursos minerales de Castilla y León y de España”.

LOS GRUPOS DE LA OPOSICIÓN VEN INCAPTABLE QUE SE HAGA UN ESTUDIO, Y ALGUNOS AMENAZAN CON LLEGAR A LOS TRIBUNALES

Los partidos de la oposición en las Cortes han criticado la propuesta de García-Gallardo, que han tachado de “inaceptable” e “ocurrencia extravagante” y los representantes del grupo mixto no han descartatado llevar el estudio a los tribunales en caso de materializarse.

La viceportavoz del Partido Socialista, Patricia Gómez, ha recordado que su partido siempre se ha manifestado en contra de la reapertura y ha afirmado que preferiría que el dinero de ese estudio se destinara al operativo de incendios y no “a las ocurrencias del vicepresidente”, así como ha derivado toda la responsabilidad al Gobierno autonómico si llega a realizarse.

Pablo Fernández, procurador de Podemos y portavoz nacional de ese partido, ha tachado de «inaceptable, intolerable y escandaloso” utilizar dinero público para hacer un estudio de viabilidad para una empresa privada y ha acusado a Vox de hacer política para “el lobby de las nucleares”.

«Si la Junta de CyL se gasta un céntimo de euro para una empresa privada, tomaremos las medidas y podemos acudir a los tribunales», ha afirmado, en un tono muy similar al de su compañero en el grupo Mixto, Francisco Igea (Cs).

«El dinero público es sagrado», ha afirmado Igea, quien ha sostenido que la Junta de Castilla y León no es competente “para realizar un estudio de viabilidad de una empresa privada, Nuclenor, ni en materia de centrales nucleares”.

«Lo que no puede permitirse la Junta es financiar los actos de propaganda de Vox», ha aseverado, para recordar que su formación ya tuvo que recurrir judicialmente una primera acción del vicepresidente y ha advertido que «si vuelven a cometer a este error, nos veremos obligados a tomar acciones y emprender a la Fiscalía». EFE