PP y Vox apoyan en las Cortes estudiar si el entorno de Garoña puede acoger nuevos reactores

Por Óscar R. Ventana |
Valladolid (EFE).- Los grupos parlamentarios del PP y Vox han apoyado este miércoles una iniciativa planteada por el segundo partido para que la Junta de Castilla y León estudie si el burgalés Valle de Tobalina, que ya acoge las cerradas instalaciones de la central nuclear de Garoña, tiene «idoneidad» para albergar instalaciones de generación de energía nuclear.


Entre quejas de los grupos de la oposición, que han pedido la retirada de la proposición no de ley de Vox al entender que la habían modificado íntegramente durante el debate, finalmente el texto aprobado no incluye directamente la demanda de un estudio sobre la viabilidad de la «reapertura» de Garoña, que anunció la pasada semana el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, sino que se refiere al entorno en que se encuentra.

Imagen de archivo. El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (c), y el consejero de Industria, Comercio y Empleo, Mariano Veganzones (d), visitan la central nuclear de Santa María de Garoña. EFE/Santi Otero


En concreto, tras un debate cargado de reproches entre los portavoces del PP y el PSOE, que se responsabilizan mutuamente del cierre de Garoña en 2012, pese a que ambos han coincidido en que en última instancia la decisión de cesar la actividad fue de las propietarias -Iberdrola y Endesa-, el texto sometido a la votación incluye dos puntos propuestos por Vox y un tercero por el PP.


En esa votación, PP y Vox han respaldado la propuesta, mientras que el PSOE, Unidas Podemos y Cs han votado en contra y UPL-Soria Ya y Por Ávila se han abstenido.


El primero de los puntos aprobados insta a la Junta a elaborar un estudio sobre la idoneidad del Valle de Tobalina para albergar instalaciones de generación, en concreto sobre si resulta técnica y económicamente posible la instalación de nuevas centrales o la reapertura o actualización de las existentes, con la actual legislación fiscal y de otra índole, además de analizar la legislación al respecto.


En segundo lugar, las Cortes instan a la Junta a que se dirija al Gobierno para que también elabore un estudio técnico «con carácter de urgencia, valorando la viabilidad de la actualización reapertura y/o actualización de las centrales nucleares existentes, como complemento al mix energético del resto de fuentes de energía, que permita fortalecer la soberanía energética de España», sin referirse en concreto a la de Garoña como planteaba el texto inicial que había registrado Vox.


De hecho, el tercero de los puntos, agregado a instancias del PP, insta a la Junta a dirigirse al Gobierno de España para «fomentar la inversión y actualización del parque de generación nuclear, promoviendo la extensión de la vida útil de las centrales nucleares existentes garantizando su seguridad, según los estándares del Consejo de Seguridad Nuclear, aprovechando las ventajas de la nueva consideración de la energía nuclear en Europa», lo que deja fuera a la de Garoña, ya que se encuentra inactiva y en fase de desmantelamiento.

El debate


El encargado de defender la PNL por el grupo proponente, Iñaki Sicilia (Vox), ha defendido la «modernidad» de la energía nuclear combinada con otras formas de generación y ha acusado a los partidos críticos con esa tecnología nuclear «sólo por aplicar ideología pura y no pragmatismo».


«Es fiable, viable, constante y segura», ha resumido sobre la energía nuclear, que ha dicho conocer «perfectamente».

Iñaki Sicilia (Vox)


Únicamente el PP, a través de su viceportavoz Ángel Ibáñez ha mostrado apoyo a la iniciativa de Vox, aunque ha desgranado en su discurso varios argumentos que ponen en duda la viabilidad de la propuesta sobre Garoña, como la «posición contraria» de las empresas propietarias, sobre lo que ha ironizado con que el PP también tiene «contactos» con Nuclenor, en referencia a lo manifestado ayer por Gallardo y su reunión con el presidente de la empresa.


Además, Ibáñez ha subrayado como «incertidumbre» para esa iniciativa el hecho de que el proceso de desmantelamiento de la central nuclear está en un punto de «no retorno», a la vez que ha indicado que la propuesta de usar reactores de tipo SMR como plantea Vox aún no está desarrollada a nivel mundial.


El representante del PP ha centrado su discurso en criticar la posición del PSOE, al que ha responsabilizado del cierre de Garoña y al que ha afeado que cuando Manuel Chaves era ministro de Administraciones Públicas prometió 950 millones de euros para reactivar el entorno de la central nuclear burgalesa, sin que se hayan materializado, tras lo que ha recordado que ha sido condenado por el caso de los ERE.

El viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular, Ángel Ibañez, muestra dos imágenes del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, con los presidentes socialistas, Zapatero y Sánchez. EFE/NACHO GALLEGO


«Hay que hacer caso a la tecnología y no a la ideología», ha zanjado Ibáñez, quien ha mostrado ante el Pleno sendas fotografías del presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, abrazado con Zapatero y Pedro Sánchez, como respuesta a las imágenes mostradas ayer por el PSOE para plantear la cercanía del ejecutivo con el PP.


En el caso del PSOE, a través del procurador Jesús Puente, ha considerado que la propuesta de reapertura de Garoña o de implantación de una nueva central nuclear es «una quimera» de Vox propia de un planteamiento «caduco» y en «bucle melancólico», alimentado por la posición del PP, al que ha responsabilizado del cierre de esa central nuclear, junto a las empresas propietarias a las que «si tenía que ser segura no les interesaba» invertir, en referencia al informe del Consejo de Seguridad Nuclear.


En representación del Grupo UPL-Soria Ya, el leonesista José Ramón García ha pedido avanzar «hacia el futuro» y centrar la estrategia energética en el uso de renovables, sin afectar a los montes y a los espacios naturales.


Por su parte, el representante de Unidas Podemos, Pablo Fernández, ha criticado que se mantenga un «debate absurdo» sobre la reapertura de unas instalaciones cuyos propietarios no quieren recuperar. «Son un peligro público y esta propuesta es una basura tóxica», ha resumido.


El procurador de Cs, Francisco Igea, ha dicho que resulta «de aurora boreal» que Vox haya cambiado su propuesta en pocos días y hable del uso de reactores SMR sin tener «ni idea», porque su uso no ha sido avalado aún por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA).EFE

Edición web: Óscar R. Ventana