Gallardo (Vox) insiste: El protocolo antiaborto es «obligatorio» para los médicos

Valladolid (EFE).- El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (Vox), ha reiterado este lunes que el protocolo sanitario para evitar abortos en esta Comunidad es «de obligado cumplimiento» para los médicos, que deberán desde hoy «ofrecer» a las embarazadas «la posibilidad» de escuchar el latido fetal o realizar una ecografía 4D, lo que contradice lo dicho por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP).

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, comparece ante los medios de comunicación el día en el que el sistema de salud de Castilla y León estrena su nuevo protocolo de atención a mujeres embarazadas. EFE/Nacho Gallego

En declaraciones a los medios de comunicación, antes de participar en las Cortes de Castilla y León en el Congreso «Desafíos Constitucionales para el tiempo presente», García-Gallardo ha remarcado que en este caso y en todos «los protocolos son de obligado cumplimiento para todos los profesionales de la Sanidad».

«Me remito a la nota de prensa de la Consejería de Sanidad del jueves, que es clarísima y cristalina», ha subrayado el vicepresidente sobre el departamento sanitario dirigido por el PP, a lo que ha añadido que «todos los intentos de confundir en este tema deben caer en saco roto».

«Si no es de obligado cumplimiento no sirven para nada», ha recalcado García-Gallardo, quien ha negado que se haya sentido desautorizado por el presidente de la Junta, cuando aseguró el sábado que en ningún caso los médicos estarían obligados a ofrecer a las mujeres embarazadas la posibilidad de escuchar el latido fetal o realizar una ecografía 4D.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, comparece ante los medios de comunicación el día en el que el sistema de salud de Castilla y León estrena su nuevo protocolo de atención a mujeres embarazadas. EFE/Nacho Gallego

Para García-Gallardo, «el matiz está claro», en el sentido de que no va a ser obligatorio que las mujeres tengan que escuchar el latido o ver la ecografía 4D, sino que lo que sí será obligatorio para los médicos será «ofrecer la posibilidad de tener la información».

Preguntado por si, a partir de hoy, el médico está obligado a ofrecer una ecografía 4D o escuchar el latido a una mujer que acuden con la intención de abortar, García-Gallardo ha respondido con un «sí», porque para los facultativos es «imperativo». «Nadie le va a tirar a una embarazada la información -escuchar el latido y la eco- a la cara», ha resumido.

El pacto PP-Vox

«Aquí no hay ninguna fisura» y «en absoluto» se siente desautorizado por Mañueco, ha resumido al ser preguntado por las contradicciones existentes entre lo manifestado estos días por representantes del PP y Vox al respecto del nuevo protocolo, tras lo que ha presumido de que el acuerdo de gobierno «sigue adelante como no puede ser de otra manera».

García-Gallardo ha calificado de «fantástica» la respuesta al Gobierno dada por el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez (PP), y también a través de las redes sociales por el presidente Mañueco, quien en su opinión ha contestado «muy bien» al Gobierno, por lo que les ha dado «las gracias por la firmeza» en esa réplica.

En este sentido, el dirigente de Vox ha dicho que el gobierno con el PP es «fuerte, unido y estable», porque «cumple los pactos que adopta en todas las medidas», por lo que ha dicho que ni se plantea la posibilidad de que el consejero de Sanidad pueda retocar el acuerdo alcanzado.

Preguntado también por el requerimiento del Gobierno para no aplicar estas medidas anunciadas, el vicepresidente ha considerado que se trata de una «sobreactuación» para no abordar «los verdaderos problemas que tenemos en España, que es su ineptitud para proteger a las mujeres con una ley como la del ‘solo sí es sí’, que las ha dejado indefensas, con cientos de delincuentes sexuales en las calles», en referencia a la rebaja de condenas por la nueva tipificación en el Código Penal.

Sobre la entrada en vigor del mencionado protocolo, ha insistido en que será hoy, aunque ha remitido a una «orden» del consejero de Sanidad: «Lo mejor es que conteste el consejero porque es él el que lo dicta», ha indicado antes de volver a remitirse a la nota de prensa del pasado jueves, ya que es un asunto que han hablado «durante meses» y fue comunicado de la manera que habían «pactado el gobierno en su conjunto».

El vicepresidente ha negado que ese ofrecimiento de escuchar el latido fetal pueda verse como «una coacción», sino «más información para que puedan tomar la decisión -seguir con el aborto o no- con todas las herramientas» existentes en los hospitales de la Comunidad, donde dos centros no disponen de ecografías 4D -Ávila y Segovia-.

El modelo de Hungría le «gusta mucho»

García-Gallardo ha asegurado que sí existen coacciones en el entorno familiar, por parte del novio o marino y la sociedad en general para que las mujeres aborten, por lo que ha defendido estas medidas para que la mujer «pueda optar» por una alternativa que «sea más positiva para ella misma y por su puesto para el niño que está gestando».

El vicepresidente ha afirmado que «se ha visto que cuando se ofrece más información a las mujeres se reduce el número de abortos», tras lo que ha remitido a varios países iberoamericanos y Hungría, cuyas medidas contra el aborto ha dicho que le «gustan mucho».EFE