García-Gallardo (Vox) acusa al PSOE de ser «la banda criminal de Sánchez»

Valladolid (EFE).- El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo (Vox), ha acusado este martes al PSOE de ser la «banda criminal de Sánchez», y ha pedido al presidente del Gobierno que se vaya a «liderar la Internacional», pues los españoles «ya no pueden aguantar más los crímenes de Sánchez».


Así lo ha asegurado el vicepresidente de la Junta en la sesión plenaria de este martes, lo que ha provocado las quejas vehementes del grupo socialista, que han devenido en que el presidente de las Cortes, Carlos Pollán (Vox), haya preguntado a García-Gallardo hasta en dos ocasiones si quería retirar su acusación, algo que el vicepresidente no ha hecho.

El portavoz del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca (i), interviene este martes durante el pleno de las Cortes de Castilla y León celebrado en Valladolid. EFE/ R. García


«No tengo intención de retirar nada. La mayor muestra de que el PSOE es una banda criminal es que ostenta el mayor delito de corrupción de Europa», ha sostenido ante las críticas de la bancada socialista.


Ante estas palabras, el PSOE ha amagado con abandonar el Hemiciclo, algo que finalmente no han hecho, aunque que la portavoz adjunta de los socialistas, Patricia Gómez, que ha tomado la palabra para elevar una queja a la Presidencia de la Cámara, ha indicado al vicepresidente que el PSOE ya estaba luchando por los avances sociales en España «mucho antes de que usted tan siquiera hubiera nacido», al tiempo que ha calificado de «intolerable» la acusación del líder autonómico de Vox.


«Nosotros luchamos por la igualdad, por la sanidad y por todo lo que se quieren cargar», ha añadido el procurador socialista Ángel Hernández antes de formular la pregunta que tenía prevista realizar en la sesión plenaria.


En este punto, ante el ambiente que se estaba generando en la Cámara, y que en anteriores sesiones devino en insultos, como el que profirió el vicepresidente a un procurador, el presidente de las Cortes ha tomado la palabra para pedir tranquilidad a sus señorías, aunque no ha llamado al orden al vicepresidente por sus palabras, como le había pedido el PSOE.

En contra de la Agenda 2030


Antes del revuelo generado en la Cámara por las palabras del vicepresidente, el Grupo Socialista había cuestionado a García-Gallardo sobre si la Junta considera necesario cumplir con los objetivos de la Agenda 2030, ante lo que García-Gallardo ha contestado que esta Agenda es «la excusa de los ‘progres’ para el retroceso económico y el debilitamiento de la soberanía nacional».


«Ustedes engañan a las personas de buena fe con su propagación de la ingeniería social y verde», ha acusado el miembro de Vox a los socialistas, a los que ha indicado que, aunque digan que buscan poner fin a la pobreza, en verdad «tan solo persiguen el fin de la riqueza y el adoctrinamiento de los niño para acabar con el ascensor social».

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernando Fernández Mañueco (d), interviene este martes durante el pleno de las Cortes de Castilla y León celebrado en Valladolid. EFE/ R. García


Asimismo, ha indicado que el PSOE y esta Agenda 2030 persigue la igualdad de género, pero en verdad, «tan solo enfrentan a los hombres contra las mujeres», ya que «solo quieren destruir a las familias y enfrentar a las personas».


«Se creen que los Derechos Humanos salieron de Nueva York, pero, en verdad, estos salieron de Castilla y León para el mundo», ha concluido el vicepresidente, en alusión a las Leyes de Burgos del siglo XVI.

Mañueco, contra los Presupuestos del Estado

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha respondido este martes a la demanda de un balance sobre los primeros seis meses del gobierno de coalición entre el PP y Vox con referencias a los «nefastos» presupuestos del Estado para esta Comunidad, y ha añadido que hablar del Ejecutivo autonómico es una «cortina de humo» para taparlos.


Mañueco ha respondido así a la pregunta formulada por el portavoz socialista, Luis Tudanca, quien ha preguntado por un tiempo en el que cree que el Gobierno de la Comunidad «ha pisado cada charco que ha visto» y ha «abochornado» a Castilla y León ante España, sin que eso se haya visto compensado por una buena gestión, sino con el empeoramiento de la situación económica y de servicios esenciales como el sanitario.


La sesión ha arrancado con un recuerdo de Tudanca al ciudadano zamorano que se ha convertido en la cuarta víctima mortal de los incendios del verano: «les debemos que esto no vuelva a pasar, que nunca volvamos a ver nuestra tierra calcinada», ha resumido.


En este sentido, Mañueco ha reiterado ante el plenario su mensaje de pésame a la familia y amigos de esta mañana y ha añadido que Ángel «fue un ejemplo para todos»: «Todo lo que esté en nuestras manos para que en el futuro no haya situaciones de esta naturaleza», ha agregado.


Ya sobre la pregunta sobre el balance de los primeros meses de gobierno, el presidente ha defendido que ha aprobado «numerosas medidas» sobre las ayudas a las familias, las empresas y el medio rural, pero que el representante socialista no tiene «capacidad» o no quiere verlas.


En opinión del presidente, la pregunta formulada por el PSOE y también por Unidas Podemos en este Pleno trata de «tapar la vergüenza que han sido los presupuestos generales del Estado con Castilla y León» y ha avisado: «Ni nos vamos a callar, ni vamos a dejar de defender lo que es justo para Castilla y León».


Réplica de Tudanca


En su réplica, Tudanca ha comenzado por decir que la primera respuesta de Mañueco demuestra que «nada ha cambiado» porque el presidente insiste en los «eslóganes vacíos» y en su «complejo de oposición al Gobierno de España».


El portavoz socialista ha hecho un repaso por los indicadores que sitúan a Castilla y León en una situación de deterioro económico y de prestación de servicios, a lo que ha sumado que desde el Ejecutivo autonómico PP y Vox hayan pactado «acabar con la lucha contra la violencia de género y la memoria histórica», además de «crispar» con «faltas de respeto a las personas con discapacidad, a las víctimas de la violencia de género y atacando a los medios de comunicación», entre otras situaciones.


Tudanca ha ironizado con lo manifestado por Mañueco sobre la «estabilidad» y la «moderación» de su Ejecutivo, porque «lo único estable es el número de bobadas que tenemos que escuchar cada día» y porque lo único moderado es el trabajo legislativo del Gobierno autonómico.


En la dúplica, Mañueco ha insistido en que resulta «curioso» que «reivindicar cosas para Castilla y León» sea «crispar», aunque ha añadido que le ocurre porque está «instalado en la radicalidad», por lo que ha dudado de las «lupas» que usa Tudanca para ver la realidad de Castilla y León.


En este punto, el presidente ha remarcado que los presupuestos presentados por el Gobierno para 2023 son «un zarpazo a las inversiones» en Castilla y León: «Ni usted se atreve a defender los Presupuestos» que son «infames».


«Entre Castilla y León y Sánchez siempre elige el inquilino de la Moncloa», ha resumido Mañueco en el final de su respuesta a Tudanca.


Unidas Podemos


Posteriormente, el portavoz de Unidas Podemos, Pablo Fernández, ha reiterado la pregunta sobre el balance de la coalición, ante lo que el presidente le ha dado la «enhorabuena» por haber registrado la pregunta antes que «todo el PSOE».


Tras reiterar sus planes para familias, empresas y medio rural, Mañueco ha invertido el foco y ha dicho que le «gustaría saber lo que ha hecho» el parlamentario de Unidas Podemos en estos seis meses, ya que en su opinión ha estado «mudo ante la desfachatez de los presupuestos que castigan a Castilla y León»: «Parece que eso le importa muy poco a usted», ha rematado.


En su réplica, Fernández ha lamentado que Mañueco sea «un títere» de quienes le escriben los discursos «distorsionados de la realidad» y un «rehén de la ultraderecha», con un balance de estos seis meses que ha resumido como «recortes, retroceso social y económico, merma de derechos, deterioro de lo público, despilfarro en altos cargos y abandono de la ciudadanía».


«Los mismos gritos, aspavientos y exabruptos que siempre, va por buen camino, le van a dar la cátedra en grosería porque no deja de sorprendernos», ha contestado Mañueco antes de reiterar su demanda para que use esa «pasión desbordada y esa desfachatez alguna vez en beneficio de Castilla y León».

«Rugido de ogro para algunos y silencio de los corderos para otros, con usted siempre perdemos en Castilla y León», ha rematado.EFE

Por Adrián Arias

Edición web: Óscar R. Ventana