Ingresa en la prisión de Valladolid la madre de Palencia condenada a dos años de cárcel por sustracción de menores

Villanubla (Valladolid) (EFE).- La mujer palentina, madre de un menor que ahora tiene 14 años y ha sido condenada a dos años de prisión por sustracción de menores, ha ingresado este domingo por en la prisión de Valladolid desde donde ha pedido que se escuche y proteja a su hijo, de quien dice que no quiere ir con su padre.

A las cinco y media de la tarde de este domingo, la mujer ha ingresado en el centro penitenciario situado en Villanubla (Valladolid), bajo la lluvia y con el apoyo de familiares y amigos que han acudido desde Palencia y donde han coincidido con el exmarido y familiares de éste.

Laura, la madre condenada por el Juzgado de lo Penal número 1 de Palencia a dos años de prisión por un delito de sustracción de un menor, se despide de su actual marido (i), en presencia de familiares y amigos, antes de ingresar esta tarde en la prisión de Valladolid. EFE/Nacho Gallego

«Estoy mal pero el trabajo más duro ya lo he hecho: ha sido despedir a mis dos hijos que están en casa», ha manifestado en declaraciones a los periodistas, acompañada de su actual marido con el que tiene otro hijo de cinco años.

Entre sollozos ha reconocido que lo peor de entrar en la cárcel, con sentencia firme, es «la incertidumbre» por no saber qué va a pasar ahora con su hijo, que se sigue negando a ir con su padre «porque le teme» y ha insistido en que su único delito ha sido querer protegerle aunque «alguien considere que tengo que pagar por ello».

También ha acudido al centro penitenciario el exmarido y padre del niño que ha estado observando atentamente cómo entraba en la cárcel.

«Eso dice mucho de él», ha comentado ella en respuesta a las preguntas de los periodistas. «Es un padre que está viendo como meten en la cárcel a la madre de su hijo al que quiere. Es evidente que está aquí porque quiere ver cómo entro en la cárcel. No está en casa intentando recuperar a su hijo», ha manifestado.

Por último, ha asegurado que «jamás se habría imaginado en esta situación», ha reconocido que «hizo mal» pero que solo quería proteger a su hijo y ha agradecido las manifestaciones de apoyo y peticiones de indulto recibidas durante los últimos días.

La abuela paterna ha solicitado la custodia temporal para evitar que su nieto tenga que ir a vivir con su padre mientras se resuelve el indulto. EFE