INTUR celebra 25 años … cómo hemos cambiado

Valladolid, 17 nov (EFE).- Del folleto y el pincho a las experiencias más innovadoras, del timbre costumbrista a la sostenibilidad, el turismo ha sido reflejo de la evolución social experimentada durante los últimos veinticinco años, los que acaba de cumplir la Feria Internacional del Turismo de interior (INTUR).


Las nuevas formas de ocio y mutaciones del mercado laboral, unido a la transformación digital, ha desembocado en un turismo ajustado a todas las economías, ha cortado un traje a la medida de todas las posibilidades bajo tres premisas: desestacionalización, productos específicos y proyección internacional.


Qué lejos ha quedado


Ambos conceptos gravitaron aquella primera edición de INTUR, una iniciativa de la Junta de Castilla y León coordinada por el entonces consejero de Industria, Tomás Villanueva, que apostó por la oferta de interior como alternativa fuera de temporada al ocio estival de sol y playa.


Echó a andar en la Feria de Valladolid con un presupuesto de 70 millones de pesetas, 16.000 metros cuadrados de superficie expositiva y el interior geográfico como referencia de un turismo que conjugó el destino de proximidad y estancias más bien cortas, en cierto modo para aligerar la travesía de un verano a otro.


Sus promotores ya vislumbraron entonces las posibilidades del denominado entonces ‘turismo verde’ y de la lengua para una proyección internacional que, con el paso de los años, ha tomado asiento en INTUR, salón de referencia en el destino de interior.
«Ah, cómo hemos cambiado/Qué lejos ha quedado», dice la canción de Presuntos Implicados en sus dos primeros versos, un suspiro en el caso de INTUR pese a cinco lustros de vida en los que ha sido testigo de las nuevas formas de ocio y de la profesionalización de un sector convertido en un filón inagotable de empleo.


Cooperación entre territorios


Ha fomentado la cultura de la cooperación entre territorios e instituciones, ajena a los esfuerzos individuales y terruñeros en el caso de las comunidades autónomas y provincias con intereses comunes, pero también ha contribuido a descubrir nuevos horizontes como ha sido Portugal, país presente en casi todas las ediciones.


INTUR, en sintonía con su hermana mayor (FITUR), amplió la panoplia de productos y destinatarios hasta acuñar nuevas modalidades como el turismo de familia, congresos, idioma, astronomía, cine, música o arqueología, para familias, parejas, singles o grupos de amigos.


En tan sólo seis años, desde 1997 hasta 2003, logró reunir a todas las comunidades y ciudades autónomas como demostración del peso cada vez mayor del sector en el PIB de cada una de ellas, y que en el caso de Castilla y León ha pasado del 7,5 al 16 por ciento durante los últimos veinte años, más del doble pero incluida la cultura y deporte.


INTUR estampó el concepto de Turismo Rural, reflexionó sobre su potencial como motor de empleo y generador de riqueza, defendió un aprovechamiento respetuoso con el entorno, y se ofreció como lonja de contratación al establecer espacios concretos (INTUR Negocios) y reservar días exclusivos para los profesionales del sector.


Del folleto al código QR


De la peseta al euro, del folleto a los códigos QR, la tecnología ha simplificado, abaratado costes y ampliado perspectivas en nuevas formas y técnicas de promoción en línea con propuestas que pueden sorprender, desde combatir el estrés a través de la destrucción de coches en desguaces, las recreaciones históricas, las guerras con munición de pintura o relajantes baños en chocolate o vino.


INTUR 2022, del 17 al 20 de noviembre, comienza este jueves con una jornada reservada al mercado de contratación, negocios entre setenta operadores turísticos de trece países, y la entrega de los Premios 25 Aniversario a la sociedad Turismo Portugal, al Museo Guggehheim de Bilbao, a la Feria Fromago de Zamora y al periodista especializado Fernando Gallardo, por sus respectivos esfuerzos, capacidades y apuestas por el turismo interior en todas sus facetas.


Polonia es el país invitado en una edición que del 18 al 20 de noviembre (INTUR Viajeros) reunirá a 126 expositores con 1.200 destinos. EFE