Investigación: ¿Cómo afecta a tu salud un año de autocuidado?

Salamanca (EFE).- Si tienes más de 18 años y nunca has hecho “mindfulness”, la Universidad Pontificia de Salamanca te busca para un estudio pionero sobre el efecto a largo plazo de la práctica de la «atención plena» y otras estrategias de autocuidado en el bienestar psicológico y la salud física.

El proyecto de investigación «Atrévete a cuidarte» de la UPSA busca ampliar el conocimiento científico sobre los posibles beneficios del autocuidado, ya que los estudios realizados hasta ahora no han analizado qué ocurre cuando se mantienen los entrenamientos durante al menos un año.

Promotores de la investigación, en la Facultad de Psicología de la Universidad Pontificia de Salamanca.EFE/J.M.GARCIA

«Se han evaluado los efectos durante prácticas de ocho semanas, pero nosotros queremos comprobar qué cambios se producen a los seis meses y al año», ha explicado a EFE José Ramón Yela, promotor de la iniciativa y catedrático de Psicología de la Pontificia.

El programa, que ya tiene abiertas las inscripciones por internet, ofrece la posibilidad de acceder de manera gratuita a una formación en estrategias de autocuidado de 12 meses cuyo coste estimado sería de 1.200 euros.

«En las primeras 24 horas recibimos más de 100 mensajes de personas interesadas», ha indicado Yela, para quien la pandemia del coronavirus «ha sacado del armario la necesidad de ayuda psicológica». El propio servicio de asistencia psicológica de la UPSA registra ahora «una demanda muy grande» con lista de espera.

Quién puede participar y cómo

Para formar parte de este estudio pionero es necesario tener más de 18 años, no padecer ningún problema de salud y no haber hecho nunca «mindfulness» o programas similares. Si existen dudas sobre alguna incompatibilidad, se puede consultar con el equipo investigador.

El proyecto necesita reclutar al menos a 150 personas que se comprometan con la investigación durante un año. «Conviene comenzar con un 20% o 30% más, porque suele ser el porcentaje que abandona, es lo que se conoce como mortalidad experimental», ha explicado Yela.

Los participantes deben acudir de manera presencial a la UPSA para una sesión semanal de dos horas y media, durante ocho semanas. Una vez terminada esa formación, deben asistir una hora a la semana durante un año para practicar las estrategias aprendidas.

Para la evaluación psicológica, responderán a un cuestionario web en distintos momentos a lo largo de la investigación. Y para medir el impacto en la salud física, se someterán a un total de cuatro extracciones de sangre.

Como compensación, los participantes recibirán 30 euros después de cada una de las extracciones de sangre, que tienen como fin medir la influencia del programa «en los marcadores de salud cardiovascular y actividad inmune/inflamatoria».

«No vivimos en el presente»

Los entrenamientos del programa, de «atención plena» y «autocompasión», se ejecutarán en grupos de entre 15 y 20 personas, pero «no son una terapia de grupo», ha apuntado Yela. «Es un programa de entrenamiento de habilidades para manejar los estados emocionales», ha descrito.

Se trata de ejercicios en los que se aprende a centrar la atención en el momento presente para fortalecer ese hábito. «Más de la mitad de nuestro tiempo estamos pensando en algo distinto de lo que estamos haciendo, anticipando dificultades o recordando dificultades», ha explicado el catedrático.

«Esa divagación mental es la responsable de gran parte de nuestro sufrimiento», ha añadido. «Practicar ‘mindfulness’ disminuye los niveles de depresión, ansiedad, mejora el bienestar psicológico, permite que las personas sean capaces de estar en su momento presente, clarifica el sentido de su vida», ha explicado.

«Y también sirve para modular la reacción inflamatoria del estrés, que favorece el desarrollo de diabetes y enfermedades coronarias», ha concluido. El proyecto, financiado por el Ministerio de Innovación y Ciencia, comenzará el próximo mes de enero tras la fase actual de inscripciones. EFE