La empresa InoBat planea fabricar baterías en Valladolid desde 2025


Valladolid (EFE).- La empresa eslovaca InoBat ha suscrito este lunes sendos documentos de intenciones sobre su voluntad de construir una «megafactoría de baterías» en la ciudad de Valladolid, donde invertiría unos 3.000 millones de euros y generaría más de 2.000 empleos cualificados directos a partir de 2025.


La decisión definitiva será tomada antes de que concluya 2022 cuando se cierren los detalles de la colaboración económica de las administraciones -Ministerio, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento-, aunque la representante de la empresa en el acto desarrollado en Valladolid, Tara Lindstedt, ha reconocido que los trabajos están muy avanzados («ocho sobre diez») para que estas instalaciones sean referente para la intención de la multinacional de dar posteriormente el salto al mercado Iberoamericano.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (2d), el alcalde de Valladolid, Óscar Puente (i), y la representante de la empresa InoBat, Tara Lindsted (2i), empresa eslovaca de fabricación de baterías. EFE/Nacho Gallego


La firma de estos documentos de intenciones se ha desarrollado en la sede de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, con la participación del presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco (PP), y del alcalde de Valladolid, Óscar Puente (PSOE), mientras que ayer fue firmado otro igual con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, como muestra de la colaboración entre administraciones que hoy han subrayado tanto el presidente de la Junta como el alcalde.


En representación de la empresa han intervenido en el acto Nicola Rimmington, como artífice de las conversaciones mantenidas durante el último año con las instituciones españolas, y la firmante del documento, Tara Lindstedt, quien ha destacado que estas inversiones tienen que ver con un «cambio sistémico», un «nuevo paradigma» energético y de movilidad, «descarbonizada, basada en la digitalización y la sostenibilidad».


Lindstedt ha pedido a las administraciones que copien el modelo de apoyo que ofrece China para el desarrollo de sus iniciativas empresariales, ya que ve como una «gran oportunidad» colaborar para conseguir que territorios como Europa, Estados Unidos e Iberoamérica estén involucrados directamente en este cambio de la movilidad y el almacenamiento de energía, para dar solución al problema que hoy se encuentran los productores de energía solar o eólica.


Por su parte, la directora de Estrategia de InoBat, Nicola Rimmington, ha explicado que la empresa está en «plena fase de expansión» y ha destacado que, pese a la globalidad que buscan, tienen como prioridad «ser lo más locales posible» para tener un buen acceso a clientes potenciales.


En el caso de Valladolid, Rimmington ha sostenido que InoBat está «muy interesada» en la parcela disponible, ofrecida por el Ayuntamiento en el norte de la ciudad, porque la ven como una «gran oportunidad» y con un «encaje muy bueno» para los intereses de la empresa y las propias administraciones.


La primera factoría de InoBat de estas características que entrará en funcionamiento será la que ultima en Voderady (Eslovaquia) y que prevé comenzar la producción en 2023, aunque tiene otro proyecto en marcha en Serbia, además de los promovidos en Valladolid y otra ciudad de Reino Unido.


La idea es, según han explicado las representantes de la empresa, que Valladolid pueda ejercer de puente hacia el mercado y las posibilidades de ampliación en Iberoamérica y en el caso británico pueda tener ese mismo papel con los países anglosajones.

Mañueco esgrime paz social y estabilidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha confiado en que InoBat se decida finalmente por esta opción, entre otras razones por la «paz social» y la «estabilidad institucional» de esta Comunidad.

Mañueco ha considerado que los documentos suscritos con las administraciones central, autonómica y municipal son un «aval importante» para que se materialice la inversión.

Imagen de archivo. El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco antes de intervenir en el pleno de las Cortes de Castilla y León. EFE/ Nacho Gallego


Con la vista puesta en los más de 2.000 empleos cualificados que prevé el proyecto, pero sin mencionarlos, Mañueco ha apelado a la prudencia en las estimaciones y a la lealtad entre las partes involucradas en esta iniciativa que trabaja desde mayo de 2021, según ha desvelado.

Tras agradecer el trabajo colaborativo de todos los intervinientes, el presidente ha destacado que un territorio «tan volcado» con la automoción como Castilla y León está en disposición de ofrecer lo que necesiten a este tipo de proyectos inversores.

En este punto, Mañueco ha subrayado la «paz social», la «estabilidad institucional», la «localización estratégica importante», el «suelo industrial barato», la apuesta por la formación de los trabajadores, las ayudas a la contratación y la posición de liderazgo en la producción de energías renovables que tiene Castilla y León como puntos fuertes de esta candidatura.

Puente evita el «rol egoísta»

Por su parte, El alcalde de Valladolid, Óscar Puente (PSOE), ha defendido que las inversiones anunciadas en esta ciudad por empresas como InoBat y Switch Mobility «no solo benefician al lugar donde se instalan», sino que ejercen un «papel dinamizador» de Castilla y León en su conjunto y también de España.

Puente ha ensalzado el aprovechamiento de las «potencialidades» que tiene Valladolid respecto a un sector como el de la movilidad.

Imagen de archivo. El consejero de Economía de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo (izda.-dcha.), el CEO de Switch Mobility, Andy Palmer, la directora de Switch Mobility Europa, Eva Driessen, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente. EFE/Nacho Gallego


Puente ha rechazado el «rol egoísta» de pensar que una inversión de estas características únicamente beneficia a una ciudad o una provincia como la de Valladolid, ya que ha defendido el impacto de arrastre industrial que puede tener para el conjunto de la Comunidad y el país.

El alcalde ha destacado el papel que pueden jugar las instituciones españolas para ir de la mano de esta compañía en su propósito de crecer a nivel global y en concreto en aquellos países hispanohablantes de Iberoamérica.

En este sentido, ha subrayado que desde su responsabilidad como presidente de la Organización Iberoamericana de Cooperación Intermunicipal (OICI), cargo que ejercerá desde febrero próximo, se encargará de «abrir todas las puertas posibles» en América.

Puente ha vinculado este proyecto de InoBat con el otro ya confirmado para Valladolid, del fabricante indio de autobuses eléctricos Switch Mobility, y ha desvelado que la idea es que «en dos días» está lista ya la licencia para seguir con la construcción de su planta en la ciudad.

Sobre esta cuestión, el alcalde ha aplaudido la rapidez de las administraciones públicas para tramitar el papeleo de este proyecto, lo que ha causado «asombro para los propios empresarios» y sirve para «abonar el terreno» para futuras inversiones.EFE

Por Óscar R. Ventana