La Junta plantea ahora que el 25 de julio sea festivo en Castilla y León a costa del 24 de abril

Valladolid, 9 set (EFE).- El Gobierno de Castilla y León ha planteado en el Consejo regional de Trabajo una propuesta de calendario laboral de 2023 que recoge que el 25 de julio sea festivo aunque en lugar de hacerlo a costa del 2 de enero, como propuso anteriormente, que sea en detrimento del 24 de abril, fecha a la que se traslada el Día de la Comunidad, al caer el 23 en domingo.

Así lo ha denunciado este viernes en un comunicado el sindicato UGT, tras asistir al Consejo regional de Trabajo, en una negociación que ha calificado de «kafkiana».

El pasado agosto, la Junta planteó que el 25 de julio, día de Santiago Apóstol, pasara a ser festivo, a cambio del 2 de enero, fecha a la que se trasladaba el 1 de enero, por caer en domingo, modificando con ello el calendario laboral del 2023 que un mes antes ya se había aprobado en el citado Consejo Regional de Trabajo.

El secretario de Acción Sindical y Coordinador del Diálogo Social de UGTCyL, Raúl Santa Eufemia, ha explicado que ahora el planteamiento ha sido el de mantener como festivos el 2 de enero y el 25 de julio a costa de anular el lunes 24 de abril, fecha a la que se había trasladado la fiesta de la comunidad, al caer el 23 de abril en domingo.

«Esta falta de diálogo, esta imposición unilateral, responde únicamente a una cuestión ideológica que parte del socio de gobierno del PP», en referencia a Vox, de quien partió la propuesta de recuperar el 25 de julio como festivo, ha señalado Santa Eufemia, que ha lamentado «la imposibilidad de debatir sobre otras opciones».

UGT se ha negado a ese cambio «porque le parece la peor opción presentada hasta el momento, porque no ha habido ninguna propuesta previa para poder evaluarla y porque no ha habido unanimidad ni posibilidad de debate».

«Esperaremos a que lo eleven al Consejo de Gobierno y que sea el gobierno de Castilla y León quien nos diga qué quieren hacer con el calendario laboral de 2023 y si van a basarse o no en cuestiones ideológicas que nada tienen que ver con los factores de racionalidad laboral que se han venido aplicando con anterioridad», ha zanjado Santa Eufemia.EFE

mr