La violencia machista y la fiscalidad tensan la cuerda política


Valladolid (EFE).- En una semana marcada en Castilla y León por la violencia machista, con el asesinato de una mujer palentina a manos de su pareja, y el debate político encendido por el diferente criterio acerca de este problema, con Vox negando su existencia específica, otros temas como la fiscalidad y los insultos en las Cortes han tensado la cuerda política, con la vista puesta ya en el Pleno de la próxima semana.


La discusión política sobre la violencia de género se ha evidenciado en la rueda de prensa posterior a la Mesa de las Cortes y la Junta de Portavoces, donde Vox ha impedido que salga adelante una declaración institucional contra la violencia machista, promovida por el PSOE para que hubiera sido leída el próximo martes con motivo del asesinato de la mujer en Palencia.

Un momento de la reunión de la Junta de Portavoces de las Cortes de Castilla y León, presidida por su presidente Carlos Pollán Fernández (c-fondo), este jueves en Valladolid. EFE/ R. García


Todas las formaciones con representación en las Cortes han expresado su adhesión a esta declaración, pero requiere de una unanimidad parlamentaria para salir adelante: «Para Vox la violencia no tiene género».

«Y, en este posicionamiento, solo queda Vox», ha expresado el portavoz del Grupo en las Cortes, Carlos Menéndez, que ha querido así distanciar los posicionamientos ideológicos en esta materia entre su formación y sus socios de Gobierno en la Comunidad, el PP.


Es por ello que Menéndez ha asegurado que desde el equipo de Vox integrado en la Junta plantearán eliminar de cara a los próximos presupuestos, además del impuesto de Patrimonio, otras medidas «ideológicas».

Entre ellas, las ayudas a las víctimas de violencia de género o a las empresas que incluyen entre sus criterios ayudas hacia estas mujeres, algo que desde la Junta ya han asegurado que no harán.


Por su parte, desde el Grupo Popular, su portavoz, Raúl de la Hoz, ha lamentado que el PSOE no se haya puesto antes en contacto con ellos para presentar esta declaración institucional, aunque ha subrayado que el PP «suscribiría una y mil veces» una iniciativa de este tipo, ya que ellos sí que reconocen y condenan la violencia de género.


Ya desde el PSOE, el grupo proponente de esta iniciativa, la portavoz adjunta Patricia Gómez ha calificado de «asquerosas» las declaraciones del vicepresidente de la Junta en las que, según ella, dijo que las mujeres víctimas de la violencia de género son unas «privilegiadas».


«Si hoy García-Gallardo sigue de vicepresidente es gracias al PP», ha criticado Gómez, que ha recordado que la violencia de género es un concepto «generalizado e institucionalizado», como lo recoge la justicia y el propio Estatuto de Autonomía de la Comunidad.


En el Consejo de Gobierno


Por su parte, el portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo (PP), ha rechazado que se puedan suprimir en los presupuestos de la Comunidad para el 2023 medidas para ayudar a las víctimas de violencia machista, como ha planteado su socio de gobierno (Vox), y ha sostenido que será «todo lo contrario», ya que se apoyará a esas víctimas de violencia de género.


En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Carriedo se ha referido, a preguntas de los periodistas, al anuncio de Vox de que intentará que en los presupuestos de la Comunidad «se supriman medidas ideológicas en materia de género», como ayudas a víctimas de violencia machista o a las empresas que tienen estos criterios y ha zanjado:

«No haremos nada que pueda perjudicar a las víctimas y sus familias»

Carriedo
El consejero de Economía y Hacienda y portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo. EFE/ Nacho Gallego


El portavoz ha insistido en que el crimen del pasado lunes en la capital palentina «es un caso de violencia de género», frente al calificativo de su compañero de Gobierno, el vicepresidente Juan García-Gallardo (Vox), que lo ha enmarcado dentro de una «tragedia familiar» y ha sostenido que «la violencia no tiene género».


Ha recordado que el minuto de silencio que se convocó desde el Gobierno regional fue por un caso de violencia de género.

«La Junta tiene muy clara la lucha contra la violencia de género, y lo hará con todas sus fuerzas», ha añadido Fernández Carriedo.


«Dobles discursos»


Durante su visita al municipio segoviano de La Granja de San Ildefonso, la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, ha señalado que «no valen dobles discursos» sobre la violencia machista y ha pedido a la Junta una reflexión sobre las distintas posiciones que mantienen al respecto los dos socios de Gobierno, PP y Vox.


Barcones ha asegurado que «no valen dobles discursos con dramas tan devastadores como la violencia de género»: «No podemos tolerar discursos negacionistas desde los puestos de máxima responsabilidad de las instituciones. Solo sirve la unidad y la fortaleza para acabar con esta lacra», ha comentado.

Imagen de archivo de la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones. EFE/Santi Otero


Fiscalidad


En cuanto al debate político sobre la fiscalidad, el portavoz de la Junta ha defendido la propuesta de bajada de impuestos planteada en esta Comunidad, que incluye una bajada de unos 35 euros anuales por contribuyente en el IRPF, frente a la opción de la deflactación -adaptar los tramos a la inflación-, como han anunciado País Vasco y Comunidad Valenciana, entre otras.


En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, preguntado por la ‘guerra fiscal’ entre autonomías, Carriedo ha sostenido que Castilla y León no está «en ninguna guerra fiscal», sino que fueron «los primeros» en anunciar una bajada de impuestos cuando se constituyó el Gobierno autonómico de coalición entre el PP y Vox y cuando aprobó el proyecto de ley de bajada de impuestos el pasado 15 de septiembre.


Carriedo ha rechazado analizar de forma profunda la propuesta de fiscal presentada este jueves por el Gobierno, al no haberla estudiado aún, aunque ha apostillado que tiene la «impresión de que siempre que el Gobierno emplea algún adjetivo calificativo positivo, lo que está planteando es subir impuestos», en referencia al término «impuesto de solidaridad».

Por su parte, el portavoz de Vox en las Cortes, Carlos Menéndez, ha adelantado que su partido pedirá que Castilla y León incluya en sus bajadas fiscales la eliminación del impuesto de Patrimonio, en la línea de lo anunciado en Andalucía y Madrid.EFE

Edición web: Óscar R. Ventana