Luz verde al techo de gasto de Castilla y León para 2023


Valladolid (EFE).- Las Cortes de Castilla y León han aprobado este miércoles, con los votos favorables del PP y Vox, el límite de gasto no financiero -techo de gasto- para 2023, cifrado en 12.470 millones de euros, el 13,57 por ciento más que en 2021, último plasmado en unos presupuestos autonómicos.


El debate de este punto, último de los abordados en el Pleno de las Cortes, ha servido para contrastar las posturas favorables de los socios de gobierno, que ven factibles las cuentas, y las críticas de la oposición por falta de ambición, por lo que se han citado para el debate parlamentario definitivo sobre el proyecto de ley de Presupuestos Generales de la Comunidad para 2023, que será aprobado mañana en el Consejo de Gobierno y tramitado en el Parlamento en lo que resta de año.

Imagen de archivo. El consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fdez. Carriedo (c).EFE/Nacho Gallego.ACHO GALLEGO

Frente al PP y Vox, han votado en contra del techo de gasto el PSOE, UPL, Soria Ya y Unidas Podemos, mientras que se han abstenido los representantes de Ciudadanos y Por Ávila.


Carriedo defiende sus previsiones


El primero en intervenir en el debate ha sido el consejero de Economía y Hacienda de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, quien ha defendido las previsiones macroeconómicas con las que ha elaborado el documento, como primer paso para unas cuentas públicas que tendrán que lidiar con un «deterioro de las expectativas» económicas, según ha reconocido.


El límite de gasto no financiero para 2023 se eleva el 13,57 por ciento respecto al último vigente, el de 2021, mientras que supone un incremento del 7,3 por ciento respecto al último límite aprobado en las Cortes para el actual 2022, aunque en este caso no llegó a entrar en vigor al no aprobar los presupuestos y adelantar las elecciones.


Lo que más crece según Carriedo, dentro de este marco de ingresos y gastos, son los fondos europeos, que suben un 62 por ciento, incluidos los de la PAC, y que pasan de 1.223,28 a 1.985,94 millones -762,6 millones más-, aunque también contribuye al incremento la buena evolución de la recaudación de impuestos, con un aumento del 21,57% al pasar de los 984,7 millones de 2021 a los 1.197,1 previstos para 2023, y un incremento en los recursos procedentes del modelo de financiación autonómica procedente del Estado.

Imagen de archivo. El consejero de Economía de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo. EFE/Nacho Gallego


En su intervención ante el Pleno, Carriedo ha defendido que se trata de un escenario «factible» y «avalado por la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal» en su último informe, aunque ha asumido que existe un «deterioro de las expectativas» económicas que, sin embargo, permitirán un crecimiento económico permitirá «seguir recuperando actividad económica y empleo», para situarse entre las Comunidades Autónomas que antes alcanzarán el nivel previo a la pandemia.


El techo de gasto recoge una tasa de referencia del déficit del 0,3%, lo que acerca a la Comunidad a la senda de la consolidación y la estabilidad presupuestaria, e implica un «importante esfuerzo», en palabras de Carriedo, quien ha destacado que se trata de una tasa «muy lejana» al 3,2% que se reserva la Administración central.


El consejero ha insistido en que la propuesta refleja una reducción de las transferencias procedentes del Estado, debido fundamentalmente a la desaparición del necesario Fondo COVID, mientras que las transferencias vinculadas al modelo de financiación autonómica crecen.


Pese a ello, Carriedo ha anunciado que la Junta seguirá «demandando un modelo de financiación autonómica más justo, un fondo COVID para la financiación de los servicios públicos, y una distribución del nivel de déficit público más equilibrada».


Críticas de la oposición y aplausos de PP y Vox


Ya en el debate, la viceportavoz del Grupo Popular, Leticia García, ha ensalzado el escenario «realista y prudente», lo que en su opinión tiene «mucho mérito» ante unas cuentas estatales que buscan «la propaganda» para mantener en la Presidencia del Gobierno a Pedro Sánchez.


Por su parte, la representante socialista Rosa Rubio ha remarcado que las cuentas de Castilla y León van a experimentar un incremento «récord» como consecuencia de que los ingresos procedentes del Gobierno de España aumentan un 25 por ciento en el caso de los recursos procedentes del modelo de financiación -unos 1.600 millones más- hasta alcanzar en total transferencias de Europa y el Estado por importe de 8.136 millones de euros.

Imagen de archivo de la procuradora del Grupo Parlamentario Socialista, Rosa Rubio. EFE/Nacho Gallego.ACHO GALLEGO


«Todos los años sin acertar los escenarios porque manipula las cifras», ha criticado Rubio, quien ha remarcado que los informes del BBVA y la AIREF rebajan al entorno del 0,5-0,6% la expectativa de crecimiento del PIB para 2023 que la Junta cifra en el 1,5 por ciento.


En representación de Vox, el procurador Francisco Javier Carrera ha reprochado al PSOE que tenga prefijada su oposición a este techo de gasto y ha hecho un guiño a los partidos que defienden sus «terruños», entre los que ha incluido a UPL, Soria Ya y Por Ávila, ya que ha dicho que les desean «lo mejor».


En el caso del portavoz del Grupo UPL-Soria Ya, Luis Mariano Santos, ha recordado el escaso éxito que tuvo cuando el año anterior se abstuvo en la votación del techo de gasto y posteriormente no le fue aprobada ni una sola enmienda parcial a los presupuestos, y ha avisado a Vox como socio de gobierno del PP: «Tengan cuidado, que sepan lo que les puede pasar, por si acaso, miren sus espaldas».


Desde el Grupo Mixto, el representante de Unidas Podemos, Pablo Fernández, ha afeado a la Junta que no incluya entre las fuentes del incremento de este techo de gasto los recursos proveniente del modelo de financiación autonómica, mientas que Francisco Igea (Cs) ha reprochado al PP y Vox que no hablen del techo de gasto de los ciudadanos, con rebajas fiscales y ayudas que ve escasas, en concreto las que se dirigen únicamente al 3 por ciento de los nacimientos, al quedar limitadas a los municipios pequeños.


Por último, Pedro Pascual (Por Ávila) ha pedido que las cuentas se dirijan a los más desfavorecidos y busquen la cohesión social y territorial.EFE

Por Óscar R. Ventana