Noviembre deja 1.554 parados más y 5.489 cotizantes menos

Valladolid (EFE).- Noviembre ha dejado 1.554 parados más y 5.489 cotizantes menos a la Seguridad Social en Castilla y León respecto al mes anterior, que suponen repuntes del paro del 1,28 por ciento y caídas en los afiliados del 0,58 por ciento, con lo que la Comunidad se queda con 122.936 desempleados y 942.338 ocupados.


En el conjunto nacional, el paro descendió en noviembre en 33.512 personas, hasta 2.881.380 desempleados (+1,03 por ciento), mientras que el empleo cayó levemente con 155 afiliados menos de media que mantiene el total en 20,28 millones de ocupados, de acuerdo a los datos publicados este viernes por los Ministerios de Empleo y Seguridad Social y recogidos por EFE.

En la imagen de archivo un hombre pasa ante la entrada de la oficina del Servicio Público de Empleo de la Junta de Castilla y León en Ávila. EFE/Raúl Sanchidrián

El tercer mayor repunte relativo del paro


Castilla y León anotó en noviembre el tercer mayor repunte del paro en términos relativos sólo por detrás de Baleares (4,55%) y La Rioja (1,45).


Respecto al mismo mes del 2021, la Comunidad tiene 6.146 parados menos (-4,76), con un comportamiento peor que la media nacional donde el desempleo bajó en un 9,47 por ciento.


En cuanto a los afiliados a la Seguridad Social, Castilla y León tiene 9.594 cotizantes más que hace un año, el 1,03 por ciento de incremento, menos de la mitad que el repunte nacional que se situó en el 2,69 por ciento.


El paro sube en todas las provincias salvo Valladolid


Por provincias, y respecto al mes anterior, el paro aumentó en todas las de la Comunidad, salvo Valladolid, que cerró noviembre con 54 desempleados menos que en octubre, con aumentos de 402 parados en León y 360 en Burgos y del 5,28 por ciento términos relativos en Soria, que sumó 158 personas mas en las listas del paro.


El paro registrado disminuyó en Valladolid (-0,20%) y aumentó en el resto de las provincias de la Comunidad: Ávila (1,77%), Burgos (2,30%), León (1,68%), Palencia (1,11%), Salamanca (0,95%), Segovia (2,76%), Soria (5,28%) y Zamora (0,91%).

Una camarera coloca las mesas en la terraza de un bar. EFE/Ismael Herrero


Y sube en todos los sectores

Subió en todos los sectores, con 1.029 más en Servicios, 151 en Construcción, 71 en Industria y 67 en Agricultura, con 236 en el colectivo de sin empleo anterior.


Además en noviembre, el paro aumentó tanto en los hombres, con 756 más (1,55%), como en las mujeres, 798 (1,10%); con un repunte del 2,48 por ciento en el grupo de menores de 25 años, que sumó 225 desempleados más.


En el grupo de trabajadores extranjeros el paro también creció en un 5,68 por ciento (0,62 en España).

En la imagen, un mecánico durante su jornada laboral en un taller. EFE/Ismael Herrero


Un tercio de contratos menos que hace un año


En noviembre se hicieron 54.608 contratos en Castilla y León, 12.307 menos que el mes anterior, un -18,39%, el segundo mayor recorte en términos relativos por detrás del 33,64 de La Rioja, frente al -6,55 nacional. Respecto al mismo mes del 2021 se formalizaron en la Comunidad 26.895 contratos menos (-33%), ligeramente por encima de la media nacional (-29,54).


De esos contratos, 18.759 fueron indefinidos, -7.976 menos que en octubre, el -29,83%, también un indicador peor que el nacional donde la caída fue del 11,77 por ciento. Y los temporales sumaron 35.849, 4.331 menos, el -3,3%, frente al -2,16 de promedio autonómico.

En la imagen de archivo un cajero trabaja en un supermercado de Valladolid. EFE/ R. García


Por provincia, el número de contratos se mantuvo respecto al mes anterior prácticamente constante en Palencia (-0,02%) y disminuyó en el resto de provincias de la Comunidad: Ávila (-45,58%), Burgos (-22,74%), León (-19,89%), Salamanca (-14,28%), Segovia (-28,05%), Soria (-10,92%), Valladolid (-13,18%) y Zamora (-16,30%).


De los más de 122.900 parados de la Comunidad recibieron algún tipo de prestación 69.306, con datos de octubre en este caso, con 33.408 pensiones contributivas, 32.378 subsidios y 3.520 rentas activas de inserción.

Las reacciones: la Junta

La Junta de Castilla y León ha asegurado por su parte que «no puede valorar de forma positiva» los datos del paro conocidos hoy, aunque ha pedido «cautela», pues los ha enmarcado dentro de un proceso coyuntural marcado por la inflación y el fin de la temporada agrícola.


En un audio remitido por la Junta de Castilla y León, el secretario general de la Consejería de Industria, Comercio y Empleo, Alberto Díaz, ha argumentado que «los datos oficiales» de desempleo y ocupación «son los de la EPA», donde dibujó «una mejor situación en el tercer trimestre para Castilla y León».


Por ello, Díaz ha insistido en que estos datos «merecen ser explicados», pues «noviembre es un mes en el que tradicionalmente se incrementa el paro en la Comunidad y se comporta peor que la media», al finalizar las actividades estacionales del sector terciario y las campañas agrícolas.

Los sindicatos y la patronal

En cuanto a los sindicatos, UGT ha lamentado que Castilla y León sea «una isla en el país» en cuanto a la línea negativa en empleo que ha achacado a la «incertidumbre» e «inacción» del Gobierno PP-Vox de la Comunidad, fundamentalmente por la Consejería de Empleo pero también por un presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco «de espaldas a la realidad! y que «no coge el timón» de la región.


Así lo ha trasladado este viernes el secretario de acción sindical y diálogo social de UGT en la Comunidad, Raúl Santa Eufemia, quien ha lamentado que en noviembre Castilla y León haya vuelto a superar los 120.000 parados, con una «raya roja en el techo de la contratación, que empieza a descender», frenando el «progreso que estaba cogiendo la reforma laboral en la Comunidad.

Mientras, CCOO ha atribuido este viernes la subida del paro en la Comunidad a la «nula política de empleo de Vox» y a la «nefasta política de la extrema derecha» pues «estamos viendo las consecuencias de una consejería desmantelada, sin altos cargos».


A través de un comunicado, CCOO ha lamentado que, tras los datos conocidos hoy, «ya son cuatro meses seguidos en los que el desempleo ha subido en Castilla y León, mientras en España en los dos últimos, ha descendido».

Finalmente, la patronal CEOE ha pedido este viernes la puesta en marcha de forma «urgente» de un plan de acción empresarial para «sostener la marcha de la economía y el empleo» ante la evolución «negativa» de los datos del paro en la Comunidad «iniciada el pasado verano».


A través de un comunicado, la patronal de empresarios ha solicitado a la administración «redoblar los esfuerzos en términos de flexibilidad, contención de la inflación y de las cargas impositivas y moderación de los costes laborales».

La oposición política

En cuanto a la oposición política, el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, ha achacado este viernes los «malos» datos de paro en la Comunidad en comparación a la media nacional a la «corrupción y crispación» del Gobierno PP-Vox de Alfonso Fernández Mañueco, que solo trae «pobreza y despoblación».


A través de una serie de mensajes en sus redes sociales, el socialista ha manifestado que el gobierno de Mañueco, «entregado a la extrema derecha», se ha «cargado» las políticas activas de empleo, la política industrial, el diálogo social y «está desaprovechando los fondos europeos».


Según el líder socialista «el ruido y la crispación, el deterioro institucional, ahuyenta las inversiones y el empleo», de ahí que haya pedido un cambio de rumbo, tal y como han pedido, ha asegurado, el PSOE, los sindicatos y la patronal, ya que Castilla y León tiene «un enorme potencial».

Por su parte, el líder de Podemos en Castilla y León y portavoz de Unidas Podemos en las Cortes, Pablo Fernández, ha recordado las palabras del consejero de Empleo de Vox, Mariano Veganzones, en las Cortes, en las que aseguró que en la Comunidad no hacían falta trabajadores, sino «ganas de trabajar».


«Además de fascistas son profundamente incompetentes», ha señalado en un mensaje en sus redes sociales.


Finalmente, el portavoz de Cs en las Cortes, Francisco Igea, ha lamentado que, mientras que el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, «pasea palmito e intolerancia»; el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, se dedica a «besar niños y hacerse fotos»; y el consejero de Empleo, Mariano Veganzones, «persigue comunistas», la Comunidad «camina al precipicio».EFE