PP y Vox, a enmendar su error con la ley de acompañamiento de los presupuestos

Valladolid, 27 dic (EFE).- La Mesa de las Cortes de Castilla y León, donde el PP y Vox tienen mayoría, habilitará mañana el mes de enero para enmendar su error en la votación del pasado viernes, cuando tuvieron que votar en contra de su propia ley de acompañamiento de los Presupuestos para 2023 al asumir por equivocación las enmiendas presentadas por el PSOE.

Los grupos parlamentarios del PP y Vox han registrado este martes la proposición de ley de Medidas Financieras, Tributarias y Administrativas y la solicitud para que mañana la Mesa de las Cortes habilite enero, con la idea de comenzar a tramitar esa norma, cuya entrada en vigor estaba prevista para el 1 de enero y que se verá retrasada a febrero o marzo, por lo que los proponentes incluirán en el nuevo texto que tendrá carácter retroactivo.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (2d), junto al portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Raúl de la Hoz (3i), y el resto de colaboradores, durante el pleno de este viernes en las Cortes de Castilla y León, en Valladolid. EFE/ Nacho Gallego

La idea es que PP y Vox ejerzan su mayoría parlamentaria para llevar el asunto a un Pleno, admitir a trámite esa proposición de ley y avanzar en los plazos de enmiendas que tendrán posteriormente los grupos parlamentarios en la fase de debate en comisión, según han explicado a EFE fuentes parlamentarias.

Está previsto que mañana sean los portavoces o portavoces adjuntos de los grupos parlamentarios quienes clarifiquen las posiciones acerca de lo ocurrido el pasado viernes, con el anuncio por parte del Grupo Mixto y el Grupo Socialista de varios recursos ante lo que consideran irregularidades cometidas por el presidente de las Cortes, Carlos Pollán (Vox), como suspender la sesión en medio de una votación, algo que impide el propio Reglamento de las Cortes.

Mañueco le resta importancia

En una entrevista con Antena 3, el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), ha remitido a finales de febrero o marzo «como muy tarde» para disponer de la Ley de Medidas Financieras, Tributarias y Administrativas, aunque ha restado importancia a esa confusión.

«La vida cotidiana de los ciudadanos no varía ni a favor ni en contra», ha resumido Mañueco al ser preguntado por los efectos de ese error en la votación del PP y Vox.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (d), y el vicepresidente, Juan García Gallardo (2d), durante la votación del proyecto de ley de Presupuestos de la Comunidad para 2023. EFE/ Nacho Gallego

El presidente ha insistido en que la futura norma tendrá carácter retroactivo en aquellas medidas fiscales -familias numerosas- y de ayudas para zonas rurales, aunque ha recordado que en este año ya entraron en vigor algunas rebajas fiscales incluidas en la ley específica aprobada en noviembre pasado.

«Hubo ahí una confusión, en 150 votaciones, hubo un error», ha resumido Mañueco en referencia al error en la votación, que provocó una nueva bronca en las Cortes de Castilla y León cuando el presidente de la Cámara, Carlos Pollán (Vox), suspendió la sesión y posteriormente mantuvo la votación realizada, pese a pedir el PP que se repitiera.

En un sentido similar, el consejero de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Jesús Julio Carnero, ha insistido en que «lo importante» es que la Comunidad tiene las nuevas Cuentas aprobadas para el año 2023, un presupuesto que ha calificado de “buenísimo” para el desarrollo económico y social.

Medidas del PSOE

Por su parte, el PSOE estudia las posibilidades de recurso abiertas tras lo ocurrido el pasado viernes en las Cortes de Castilla y León y, en concreto, pedirá un informe de los Servicios Jurídicos de la Cámara sobre la suspensión de la sesión «absolutamente ilegal» que ordenó el presidente del Legislativo, Carlos Pollán (Vox), ante el error en la votación del PP y Vox.

En declaraciones a EFE, el portavoz socialista, Luis Tudanca, ha anunciado también que solicitarán a la Presidencia de las Cortes las actas de las «pseudo reuiones» de la Mesa que convocó cuando suspendió el Pleno en dos ocasiones, con la intención en ambos casos de llegar al Tribunal Constitucional para defender el cumplimiento del Reglamento de la propia Cámara.

El portavoz del PSOE, Luis Tudanca (c), conversa con los procuradores de su partido durante la suspensión del pleno provocada por el error en la votación por parte del PP de la Ley de Medidas de Acompañamiento a los presupuestos. EFE/ Nacho Gallego

Tudanca ha ironizado con la apelación a la «estabilidad» realizada por el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP), cuando hace un año adelantó las elecciones, y ha confiado en que este tipo de «esperpentos» y «ridículos espantosos» tengan su reflejo en la visión de los ciudadanos a cerca de este gobierno de coalición y los partidos que lo sustentan.

Los socialistas analizarán los siguientes pasos de PP y Vox porque, en palabras de Tudanca, no descartan que «sigan metiendo la pata» y pueda haber «consecuencias de otro tipo», ya que lo que mantiene el PSOE es que los sindicatos UGT y CCOO tienen razón en su denuncia del incumplimiento de la propia Ley de Presupuestos de la Constitución, el Estatuto y la Ley del Diálogo Social de Castilla y León.

Isabel Blanco sí acertó

Precisamente la procuradora del PP y consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, una de las tres únicas parlamentarias del PP que votó no a las enmiendas del PSOE, ha reconocido que «nadie puede sentirse orgulloso» de lo ocurrido el pasado viernes en el Parlamento autonómico.

«Esa no es la imagen que tenemos que transmitir a la ciudadanía», ha expresado la popular en declaraciones a los medios de información antes de participar en un acto en Valladolid, donde ha aclarado que si ella no se equivocó, como la mayoría de sus compañeros, a la hora de votar las enmiendas del PSOE a esta ley fue porque su asiento limita con el Grupo Socialista y por ello se dio cuenta del error y pudo rectificar a tiempo.

No obstante, al igual que argumentó el portavoz de su formación, Blanco ha indicado que el enunciado de ese punto del orden del día «podía resultar confuso» y ha recalcado que si a ella le dio tiempo a rectificar en el último momento fue porque su asiento está muy cercano a los procuradores socialistas y así se percató del error del que comanda el voto en su grupo.

«Yo creo que todo el mundo se equivoca y el que no es porque no tiene responsabilidad de hacerlo», ha reflexionado Blanco, que ha invitado a todos los grupos del Parlamento autonómico a recapacitar sobre las situaciones que se viven en las Cortes para que estos momentos «no se vuelvan a producir».EFE