Un decreto buscará cubrir con interinos las plazas de secretario municipal

Valladolid, 14 sep (EFE).- La Junta de Castilla y León aprobará en las «próximas semanas» un decreto que permitirá cubrir con personal interino las plazas vacantes de secretario en los ayuntamientos de la Comunidad, por medio de bolsas de trabajo que permitirán el acceso a todo interesado, bien por carrera o a través de un curso habilitante.

El objetivo es conseguir mayor agilidad en la cobertura de manera interina de los puestos de habilitado nacional y mayor formación de estos funcionarios, y, asimismo, se pretende reducir «la volatilidad en el desempeño del puesto por los funcionarios interinos», ha asegurado en rueda de prensa este miércoles el consejero de la Presidencia, Jesús Julio Carnero.

Concretamente, tanto el consejero, como la presidenta de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP), Ángeles Armisén, han alertado de la carencia de estos profesionales en muchos de los ayuntamientos de la Comunidad ya que, en estos momentos, muchas de las 1.600 plazas actuales de secretario municipal de la Comunidad están sin cubrir y Castilla y León tiene 2.248 municipios, que requerirían todos ellos de un secretario.

A este respecto, el consejero ha manifestado que son varios los problemas que se pretenden solucionar con el decreto: «La escasa formación de algunos aspirantes, la escasa permanencia en el puesto, la falta de agilidad en el funcionamiento de la bolsa de trabajo o la inexistencia de bolsas de trabajo para las Subescalas de Secretaría de Entrada y de Intervención Tesorería”.

Ante este déficit de profesionales, la Junta ha pedido, en primer lugar, que el Estado convoque más plazas para cubrir estas necesidades de las entidades locales, ya que, en la actualidad, solo se han convocado 600 para todo el territorio nacional, lo que es, a luces de la Junta y la FRMP «insuficiente».

En lo relativo a las medidas de este decreto, este especifica que el proceso selectivo de cada entidad local será un concurso oposición donde el examen, de carácter eliminatorio, tendrá dos partes -una teórica y un supuesto práctico-, y los méritos a valorar que se establecen en el Decreto son los mismos que se valorarán en las bolsas de trabajo autonómicas.

En segundo lugar, contempla la creación de tres bolsas de trabajo autonómicas provincializadas, donde la bolsa de la subescala de Secretaría de Entrada y la de la subescala de Intervención Tesorería estarán integradas únicamente por la relación de aspirantes enviada a la Comunidad por el Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), formada por aquellas personas que hubieran superado uno o varios exámenes de la última convocatoria de oposiciones.

Por otro lado, la bolsa de la subescala de Secretaría Intervención tendrá dos partes: la primera sección estará integrada por la relación de aspirantes enviada por el INAP y la segunda sección estará integrada por aquellas personas que superen un curso de acceso y un examen, con un mínimo de 100 horas, organizado por la Junta.

Con todo este proceso, ha explicado Carnero, uno de los principales beneficios para los ayuntamientos será que se consiga «una mayor permanencia temporal» por parte de sus secretarios, al tiempo que beneficiará en el objetivo autonómico de lucha contra la despoblación.

«Si no hay secretario, es muy difícil que funcione un ayuntamiento», ha apostillado Carnero, que ha explicado que la función de estos profesionales va desde tramitar una «simple partida de nacimiento» a complejos expedientes de licencias energéticas, como parques eólicos.EFE