Valladolid clama «justicia para Esther» en el aniversario de su desaparición

Valladolid (EFE).- Cientos de persona se han concentrado este domingo en el centro de Valladolid para recordar y pedir justicia para Esther López, la joven de Traspinedo que desapareció en la madrugada del 13 de enero del año pasado y cuyo cadáver fue encontrado 23 días después en una cuneta en un camino de acceso al municipio.


Un acto que sustituye a la manifestación que cada mes tiene lugar en la plaza mayor del municipio vallisoletano, en el que el grito de «justicia para Esther» ha resonado junto a la catedral de la Asunción y en el que han intervenido el alcalde de Traspinedo, Javier Fernández; Inés, la hermana de Esther López, y la portavoz de la Asociación Marta Calvo, Marisol Burón.


Las campanas de la iglesia de Santa María de la Antigua han repicado en el minuto de silencio que ha dado paso a la intervención del regidor, que ha asegurado que «Traspinedo está con el corazón dolorido y con el alma triste desde hace un año» y que ha trasladado su apoyo a la familia López mientras se resuelve el caso.


Por su parte, Marisol Burón – madre de Marta Calvo, la joven asesinada en Valencia el 7 de noviembre de 2019 y cuyo cuerpo nunca se ha encontrado – ha apoyado «la lucha de la familia de Esther en un país en el que los asesinos desgraciadamente tienen más derechos que sus víctimas».


Burón se ha referido a otros casos como los de Marta del Castillo y de Diana Quer y ha incidido que solo unos padres que hayan vivido experiencia tan traumáticas «como la pérdida de una hija a manos de un miserable asesino» puede entender la sensación, así como ha aseverado que desde su asociación van a seguir luchando para endurecer las leyes y que «ningún asesino salga impune».

Concentración para reclamar justicia para Esther López. EFE/ Nacho Gallego

Momentos emotivos


El momento más emotivo ha tenido lugar cuando se ha dirigido a Chus, la madre de Esther, a la que ha agradecido visiblemente emocionada «su valentía por salir a la calle por primera vez» desde la desaparición de su hija y ha afirmado que, aunque sus vidas nunca sean iguales sin sus hijas, «les toca luchar por ellas».


«Es el mayor homenaje que les podemos hacer y de si algo podemos estar las dos seguras, es que nos van a dan las fuerzas necesarias para seguir viviendo», ha asegurado al borde del llanto, en un silencio que han tapado el aplauso de centenares de personas.


Por último, la hermana de la víctima, Inés López, ha agradecido el cariño y el apoyo recibido de los vecinos tanto de Valladolid como de Traspinedo, la Delegación del Gobierno y, sobre todo, a la labor de los cuerpos de seguridad que «trabajan de manera incansable y de manera intachable por más que desde otra parte se quiera dar otra impresión».


«Sabemos que más pronto que tarde todo ese esfuerzo va a tener sus frutos y Esther va a contar con la justicia que merece» ha afirmado, para dar las gracias a continuación a la celebridades que participaron en el vídeo que la familia publicó con motivo del aniversario de la desaparición: Paula Echevarría, Pablo Saravia, Gemma Abad o Rosa López.


Inés López ha leído el texto de ese vídeo en el que recordaba y cargaba contra el principal sospechoso de la investigación, Óscar S.M., sin citarlo, al que califica de «lobo con piel de cordero» que decidió «acabar con su eterna sonrisa» y al que acusan de «urdir un plan desmontado por los investigadores» y de insultar a Esther y a su entorno en sede judicial.

Concentración para reclamar justicia para Esther López. EFE/ Nacho Gallego


Caso abierto


Esther López fue vista con vida por última vez la madrugada del 13 de enero, cuando se despidió de su amigo Óscar S.M. en torno a las tres de la madrugada, después de una noche de fiesta en la que la joven y unos amigos salieron de fiesta tras la victoria del Real Madrid sobre el Barcelona en la Supercopa.


Tras unos días, su familia denunció su desaparición, lo que dio lugar a varias batidas infructuosas hasta que un viandante encontró el cadáver de la joven en la cuneta de un camino de acceso a Traspinedo el 5 de febrero, 23 días después.


La autopsia de la joven reveló que sus lesiones pudieron producirse por un atropello a velocidad media- baja, que no falleció en el acto, que la causa de la muerte era un shock multifactorial, que su etiología fue accidental u homicida y no descarta que el cuerpo fuera trasladado al lugar en el que fue encontrado.


En el caso, además de Óscar S.M. Permanecen como investigados otros dos hombres, Ramón y Carolo, dentro de unas diligencias que el Juzgado de Instrucción Número 5 de Valladolid prorrogó seis meses el pasado diciembre, cuando se iba a cumplir un año del comienzo de la investigación, a la espera de informes que puedan aportar datos sobre el caso. EFE