Dos visitantes observan la obra de Josep Grau, "Dialogo de luz", durante la presentación de las nuevas incorporaciones de obras a la colección del Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA), de artistas como Fito Conesa, Helen Escobedo, Marine Hugonnier, Elena del Rivero, Joaquim Chancho, Marcel Broodthaers, Tres, Joan Brossa, Teresa Estapé, Domènec, Ane-Lise Coste o Ahlam Shibli.

Elvira Dyangani Ose imprime su sello a la nueva exposición de la colección del MACBA

Barcelona (EFE).- La directora del MACBA, Elvira Dyangani Ose, imprime su sello a la nueva exposición de la colección del MACBA, titulada “Intención Poética”, en la que “las piezas seleccionadas, y la relación que establecen entre sí, toman el protagonismo”.

Esta nueva aproximación a la colección, comisariada junto a Antònia Maria Perelló, Claudia Segura y Patricia Sorroche, se sirve, en gran parte, de obras adquiridas en los últimos años que buscan nuevos escenarios de relación con obras existentes en los fondos del museo, pero también con obras en préstamo de artistas de dentro y fuera de la misma.

“Intención poética”, que toma su título del libro homónimo del poeta y filósofo martiniqués Édouard Glissant, plantea una ruptura con el marco institucional, ofreciendo un espacio de reflexión y de crítica en el que el concepto y la experiencia “arte” se presentan como un principio generador y emancipador.

Según la directora, esta exposición colectiva, viva y mutante, ensaya “revertir la dramaturgia del museo y poner las obras en el centro para atender de este modo a su voluntad, su energía y su intención poética”.

En esta nueva presentación se han incorporado artistas con obra nueva o ampliada, como Max de Esteban, Fito Conesa, Luz Broto, Helen Escobedo, Marine Hugonnier, Elena del Rivero, Joaquim Chancho, Marcel Broodthaers, Tres, Joan Brossa, Teresa Estapé, Domènec, Anne-Lise Coste, Ahlam Shibli, Daniel Gasol, Carlos Bunga, Joan Morey, Pedro Torres o Lucía C. Pino.

Con estas nuevas piezas se configura un nuevo relato de historias, mostrando que “el museo se convierte en un lugar para que las obras ‘sean’: son ellas mismas las que articulan su poética”.

Así, la pieza de Max de Esteban “A Forest”, donde realidad e inteligencia artificial ponen en cuestión la imagen en sí misma, se pregunta sobre la ideología subyacente detrás los principales inversores de esta tecnología, revelando los valores sociales y políticos que están en juego.

Bajo el título “Estética de la Extinción” Max de Esteban explora cinco infraestructuras contemporáneas clave: el capitalismo financiero; la inteligencia artificial; la desigualdad; la ingeniería genética; y la posibilidad de extinción.

Los dos trabajos que se presentan este lunes en el MACBA forman parte del proyecto sobre inteligencia artificial, bajo el título “A Forest”, resultado de un trabajo que se realizó entre los años 2016 y 2019, 5 años antes de la actual explosión mediática de la IA.

El vídeo de esta propuesta responde a una línea de exploración presente en todas las infraestructuras que analiza el artista, “desvelar cómo piensan las oligarquías que las controlan” en una aproximación que De Esteban llama “etnología de las élites globales”.

Para este vídeo, Max de Esteban entrevistó a 15 de los mayores inversores en el mundo en Inteligencia Artificial y el resultado es un monólogo en que se desvelan las motivaciones ideológicas, políticas y personales de las élites que gobiernan esta infraestructura del capitalismo avanzado.

En esa misma visión crítica del capitalismo se sitúa la obra “Trilogía postfordista II Blue-Collar Suite Nº2: Lear’s Song”, tres instalaciones que, partiendo del objeto automóvil, denuncian los modos de producción propios del capitalismo avanzado a partir de la experiencia del cierre de la compañía Lear, que fabricaba en Cervera componentes electrónicos para el automóvil hasta que sus dueños decidieron trasladar la planta a Polonia y dejar sin empleo a 1.200 trabajadores.

El lenguaje, su significación y su deconstrucción, continúan siendo una de las prerrogativas del espacio central de la colección, y se manifiestan, por ejemplo, en algunas de las obras de Marcel Broodthaers introducidas en la presentación como “Les arts et les mots”.

De la crisis de la representación a través de la obra de Broodthaers, al cuestionamiento de la noción de valor que opera dentro del mercado del arte: El trabajo de Teresa Estapé “Valor Refugio II” aborda el sistema capitalista que regula y somete cualquier práctica artística, y busca vías de escape que lo distancien del consumismo.

La obra de Daniel Gasol, en torno a las violencias ejercidas sobre ciertas comunidades como consecuencia de la Ley de Vagos y Maleantes, o las pinturas de Anne-Lise Coste, que realizó a raíz de su estancia en un centro hospitalario, interpelan al visitante buscando su implicación.