GRAFCAT4165. BARCELONA (ESPAÑA), 24/09/2023.-La fiscal jefa de Barcelona, Neus Pujal, posa durante una entrevista con EFE en Barcelona. Pujal reforzará la lucha contra los "abusos" a los consumidores por parte de grandes compañías, con la designación de un fiscal especializado, y contra la "impunidad" de las ciberestafas, para lo que pide a la banca más controles sobre las transacciones on line, según explica en una entrevista con EFE. EFE/Toni Albir

La fiscal de Barcelona reforzará la lucha contra los abusos a consumidores y ciberestafas

Barcelona, 25 (EFE).- La fiscal jefa de Barcelona, Neus Pujal, reforzará la lucha contra los “abusos” a los consumidores por parte de grandes compañías, con la designación de un fiscal especializado en ese área, y contra la “impunidad” de las ciberestafas, para lo que pide a la banca más controles sobre las transacciones on line. En una entrevista con EFE cuando han transcurrido poco más de tres meses desde su toma de posesión, la fiscal jefa de Barcelona subraya que uno de los ejes de su gestión será la protección de las víctimas de delitos, especialmente de los menores y de las personas más vulnerables, como las que sufren discapacidades.Un fiscal para demandas colectivasEntre las víctimas de delitos cuya protección se debe reforzar, Pujal sitúa también a los consumidores que sufren acciones abusivas por parte de las empresas, por lo que se propone nombrar a un fiscal especializado en ese ámbito, dentro del área civil, al que los ciudadanos puedan dirigirse para plantear reclamaciones y que, en su caso, pudiera liderar demandas colectivas.”Quiero designar a esta persona que sea un referente, que solo se dedique a eso, y que la Fiscalía sea un ámbito abierto. Ya lo es, pero potenciarlo más en relación con los consumidores, escuchar e intervenir en temas de consumo”, precisa Pujal.Para los abusos en el consumo que excedan el ámbito civil y requieran respuesta penal, Neus Pujal apuesta por que sea el área de Fiscalía especializada en delitos económicos la que asuma ese tipo de investigaciones, que hasta ahora recaían en el fiscal del juzgado de instrucción de turno.”Cada vez estamos viendo que se cometen más delitos y más acciones abusivas”, reflexiona la fiscal jefa, que señala a las “grandes compañías que cometen un pequeño abuso por aquí, un pequeño abuso por allá, no necesariamente con mala fe”, pero que pueden constituir “malas prácticas” que exigen reparación.Más controles y advertencias sobre ciberestafasUno de los principales delitos contra consumidores que preocupan a Pujal son las estafas informáticas, sobre las que, alerta, “existe una gran impunidad” pese a que constituyen un “problema realmente grave que puede llegar a crear desconfianza en el tráfico jurídico y en especial en el sistema bancario, lo que podría suponer una merma de las transacciones on line”. En ese sentido, ha reclamado a la banca “mayores controles y advertencias” a los clientes, para protegerlos frente a las cibertestafas, y ha pedido a la policía que facilite los “medios necesarios para adelantarnos a los hackers”.Según Pujal, en las investigaciones sobre ciberestafas, la Fiscalía se centra en “tirar del hilo para desenmascarar a los hackers”, pero suele toparse con el problema de las comisiones rogatorias, un trámite complejo y que se suele prologar, cuando el dinero sustraído se transfiere a cuentas situadas en el extranjero.Por ese motivo, cree que las estafas informáticas requerirían a un grupo de fiscales dedicados en exclusiva al ciberdelito y apoyados por “expertos informáticos” que trabajen integrados en el ministerio público y que podrían investigar a los autores de ese tipo de fraudes como organización criminal. Otro modelo de residenciasPujal estuvo al frente de la Fiscalía de Sabadell durante la pandemia, cuando abrió dos investigaciones a sendas residencias por su gestión frente a los contagios de coronavirus. Tras esa etapa de gran sensibilización por la situación en los geriátricos, cree que “hay aspectos que han mejorado, pero hay mucho a mejorar”.La fiscal jefa apunta que sería necesario “cambiar el modelo” de las residencias para la tercera edad, porque “quizá requieren una atención médica más monitorizada, que siempre tengan un médico en el centro”.Según Pujal, también la Generalitat “se concienció” durante la pandemia de la necesidad de cambiar el modelo de las residencias, que hasta ahora se buscaba que “se parecieran lo más posible a una casa”, aunque el coronavirus puso de manifiesto que se trata de unos internos con unas patologías que “necesitan atención médica más intensa”.Menores y agresiones sexualesEn su propósito de proteger a los vulnerables, otra de las cuestiones que preocupan a Pujal es el incremento de agresiones sexuales a menores perpetradas también por menores.El acceso temprano a la pornografía puede ser, a juicio la fiscal jefa de Barcelona, una de las cuestiones que explican ese aumento: “los menores están viendo imágenes violentas sobre sexo, en las que hay cosificación, sumisión de la mujer, esto no es compatible con una vida sexual sana”.”No puede haber un acceso ilimitado a internet, tanto los padres como la escuela son responsables de establecer un control y de educar en sexualidad, y ya lo hacen, si bien los menores acceden a información sexual por otras vías no adecuadas a su edad”, sostiene.