Aragonès exhibe ante los premiados en los Gaudí su apoyo al audiovisual catalán

Barcelona (EFE).- El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha exhibido este lunes su compromiso con el audiovisual catalán en la recepción tradicional con algunos de los ganadores de los Premios Gaudí de la Academia del Cine Catalán, que se otorgaron anoche en Barcelona.

En una breve intervención, Aragonès ha señalado que «ayer se respiraba en el MNAC durante la gala un sentimiento de alegría y de orgullo por el excelente talento que hay en Cataluña».

A su juicio, «hay un gran talento emergente, y un talento de otros puntos de España y Europa que encuentran su posibilidad de hacer su aportación artística a Cataluña», que se completa con «un sistema con escuelas de cine potentes y una academia de cine consolidada».

Para el presidente catalán, la gala y todo lo que representa muestra adónde ha llegado el cine catalán y que «se puede hacer cine en un mundo globalizado con una lengua que hablan 10 millones de personas».

El catalán, ha añadido, ha llegado a las pantallas con diferentes acentos y las películas han descubierto lugares menos frecuentados y situaciones dolorosas que hacen un llamamiento a «combatir abusos e injusticias».

Aragonès ha reiterado el apoyo de su gobierno al sector y ha recordado que en los presupuestos de 2023 está previsto que «el presupuesto de Cultura se incremente en cien millones de euros más», así como la apuesta a través de «estructuras que garantizarán el futuro como el Catalunya Media City, una gran ciudad del audiovisual catalán».

La presidenta de la Academia del Cine Catalán, Judith Colell, ha vuelto hoy a pedir a los políticos que permitan que se aprueben los presupuestos, después de señalar que «la gala de ayer fue bonita, emotiva e importante por la maravillosa cosecha de películas que estaban nominadas» y ante esta dificultad «los académicos pensaron cómo votaron y los premios estuvieron muy repartidos, ya que todas las principales películas nominadas obtuvieron algún Gaudí».

Colell ha reclamado que además del apoyo del Departamento de Cultura es necesaria «la pata de TV3» y, al respecto, se ha mostrado esperanzada con las primeras declaraciones de intenciones de la nueva cúpula de la televisión autonómica.

Todos han coincidido en la emotividad de la gala, que fue un homenaje al director Agustí Villaronga, fallecido en la madrugada de ayer domingo.

Aragonès ha subrayado que «a través de sus películas explicó parte de la historia de este país, momentos dulces y etapas amargas» y fue «una persona comprometida con una mirada irreproducible».

La consellera de Cultura, Natàlia Garriga, se ha referido al director de «Pa negra» e «Incerta glòria» como «un creador libre, desacomplejado y querido por el sector».

Garriga ha resumido que la gala de los Gaudí ha demostrado que «Cataluña es una potencia audiovisual» y por esta razón, su departamento está poniendo más dinero en el audiovisual, que «debe repercutir en toda la cadena de valor del sector».