Collboni prevé 100 millones más para Barcelona en 2024 con la tasa turística

Barcelona (EFE).- El teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona y alcaldable del PSC, Jaume Collboni, prevé que la recaudación del tramo municipal de la tasa turística en 2024 se sitúe en torno a los 100 millones de euros en 2024, lo que supondrá una inyección importante de ingresos para la ciudad que prevé destinar al plan de barrios.
Así lo ha explicado en una entrevista con EFE, en la que ha destacado que en este momento ya «se están superando los datos económicos por turismo de 2019, no en el número de turistas, sino en el número de ingresos por turismo».
«Era el objetivo buscado: contener el número de turistas -porque nuestro modelo no es ya el turismo de masas, sino el turismo de calidad, que aporta valor a la ciudad- y aumentar los ingresos turísticos», ha celebrado.
En 2020, se aprobó por ley la posibilidad de establecer un recargo en el impuesto sobre las estancias en establecimientos turísticos, por parte del Ayuntamiento de Barcelona, hasta un máximo de 4 euros.
Por ordenanza fiscal, el consistorio ha establecido un recargo que se aplica de forma progresiva desde junio de 2021 y que llegará a 3,25 euros a partir de abril de 2024.
Según datos facilitados por el Ayuntamiento de Barcelona a EFE, el total ingresado hasta ahora con este recargo es de 33,3 millones de euros y, para 2023, con una tarifa de 2,75 euros, la recaudación prevista se eleva a cerca de 53 millones de euros.
«En 2024, nuestra previsión es que, con el tramo municipal de esta tasa turística, la ciudad pueda ingresar 100 millones de euros anuales en el presupuesto municipal fruto de la actividad turística», ha señalado Collboni.

El 50% de los nuevos ingresos, para el plan de barrios

Esta previsión de ingresos extras le lleva a formular una promesa: «Mi objetivo, si soy escogido alcalde, es que el 50% de estos 100 millones de ingresos turísticos vayan al plan de barrios».
Collboni ha recordado que el plan de barrios en este mandato «ha costado unos 130 millones», por lo que «la tasa turística debería permitir más que doblar la inversión en los barrios».
Eso se traduciría en más recursos para «escaleras mecánicas, ascensores, autobuses bajo demanda, mantenimiento de la vía pública, para invertir en los barrios y en el urbanismo cotidiano», de manera que «el conjunto de la ciudad percibirá el beneficio directo de una actividad económica que también genera externalidades negativas».
«La novedad será que habremos conseguido que por la vía fiscal también la actividad turística suponga inversiones reales en los barrios», ha subrayado.»

El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona y alcaldable del PSC, Jaume Collboni, aborda en una entrevista con EFE la situación actual de la política catalana.
El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona y alcaldable del PSC, Jaume Collboni, aborda en una entrevista con EFE la situación actual del turismo en la capital catalana.

El debate sobre el turismo «se ha reequilibrado»

Según Collboni, después de la pandemia «se ha reequilibrado el debate sobre el turismo en Barcelona», ya que «todo el mundo ha visto las consecuencias del turismo cero y el impacto tan duro que ha tenido sobre la ciudad, con barrios con más del 50% de paro».
Ahora, tras la pandemia, Barcelona es «la ciudad de España con menos paro, en parte también gracias al turismo», y «crece más que Madrid».
«El turismo tiene un impacto muy importante sobre la economía, esto creo que ya nadie lo pone en duda. Estamos consiguiendo dar este salto virtuoso de aumentar los ingresos por turismo sin aumentar el número de turistas», ha celebrado.