Encapuchados queman una foto de Sánchez y Aragonès en la protesta de la CUP

Barcelona, 11 sep (EFE).- Unas 1.500 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado en Barcelona en la tradicional marcha que convocan la CUP y la izquierda independentista con motivo de la Diada, una protesta en la que un grupo de encapuchados ha prendido fuego a una fotografía de Pedro Sánchez con Pere Aragonès.

La manifestación, en la que según la CUP han participado 8.000 personas, se ha iniciado en la plaza Urquinaona de Barcelona -epicentro de los disturbios en las protestas de octubre de 2019 contra la sentencia del procés- y ha finalizado, como es habitual, en el barrio barcelonés del Born.

Aunque la tradición suele ser quemar imágenes del Rey como colofón a la marcha, en esta ocasión los encapuchados han prendido fuego a una gran fotografía de un encuentro entre los presidentes español y catalán, en uno de los laterales del paseo Lluís Companys de Barcelona.

Los manifestantes han aclamado la quema de fotografías, entre proclamas como «Ni Francia, ni España, Països Catalans» o «Esquerra y JxCat, la paciencia se ha acabado».

Durante el recorrido de la manifestación, a la que han asistido diputados de la CUP en el Parlament y el Congreso, varios grupos de manifestantes han hecho pintadas en las paredes de algunos edificios, con lemas como «Fuego al capital», «España = Fascismo» «Independencia o sumisión». EFE

(1011900)

mcp-rg/ce

(foto) (video)