ERC descarta elecciones y apela a la «responsabilidad» de JxCat en el Govern

Barcelona, 12 sep (EFE).- La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha descartado un anticipo electoral como el que reclamó ayer la Asamblea Nacional Catalana si no se implementa la independencia, y ha apelado a la «responsabilidad» de JxCat para dotar de «estabilidad» al gobierno catalán.

En la manifestación independentista de la Diada, la líder de la ANC, Dolors Feliu, retó a los partidos independentistas y al Govern de Pere Aragonès a impulsar la independencia o convocar ya elecciones, e insistió en la posibilidad de que la entidad fomente una «lista cívica» independentista en próximos comicios.

En declaraciones a La 2 y Ràdio 4, Vilalta ha dejado claro que los republicanos «no consideran que deba haber elecciones», si bien ha apuntado que su partido «escucha las críticas constructivas y los mensajes de la ciudadanía para mejorar y encontrar puntos de acuerdo, en lugar de zancadillas internas o reproches mutuos».

«Lo que debe hacer Cataluña y su gobierno es gobernar, ayudar a la gente en el día a día y trabajar también para hacer posible la república catalana. No sé si es un ultimátum o no el aviso que hizo (la ANC), pero este Govern lo que hace es ayudar a la gente en el día a día y fortalecernos para el proceso de negociación», ha señalado.

Minutos después de que la líder de JxCat, Laura Borràs, avisara de que es «perfectamente posible» que su formación deje el Govern porque «no se están cumpliendo los compromisos» con ERC en el camino pactado hacia la independencia, Vilalta ha mandado un mensaje a sus socios de coalición.

La portavoz de ERC ha «apelado» así a la «responsabilidad política» de JxCat: «Como más consensuados estemos y más estabilidad política podamos garantizar a las instituciones, más útiles podremos ser. Hay un acuerdo de coalición con muchísimo trabajo por hacer y pedimos corresponsabilidad para tirar adelante el país», ha afirmado.

Respecto a la petición de ese partido de constituir una dirección estratégica independentista, Vilalta ha mostrado la «disposición» de ERC a «mejorar todo lo que se pueda mejorar del acuerdo de legislatura», si bien ha reclamado que las relaciones entre ambos partidos y la «inestabildad interna» de JxCat no afecten a la estabilidad del Govern «en un contexto de dificultades económicas».

Sobre la manifestación de la Diada, que según la Guardia Urbana reunió a 150.000 personas y según los organizadores 700.000, Vilalta ha admitido que «salió muchísima gente», pero también que «está lejos de manifestaciones» anteriores.

Es por ello que ERC -que este año no apoyó la manifestación- reclama «volver a ser un movimiento transversal» para «volver a hacer una manifestación de 1,5 o 2 millones de personas, algo que solo podemos hacer desde la suma y sin excluir a nadie», y sin «equivocarse de adversario», en alusión a las duras críticas hacia los republicanos.

Por último, Vilalta ha defendido la negociación y el diálogo con el Gobierno: «Es una inversión de credibilidad y legitimidad a nivel interno y externo. No renunciaremos a ninguna vía».